Curry comanda la remontada de Golden State ante los Clippers


Apenas dos días después de su primer encuentro, Warriors y Clippers volvieron a verse las caras, esta vez con distinto resultado. Golden State, que había caído en el primer partido entre ambos, se llevó el segundo por 105-115, poniendo la quinta victoria en su casillero y afianzándose en la zona noble del Oeste. Es más, pese a las dudas con las que arrancaron el curso, los de Kerr son uno de los cinco equipos de su conferencia con balance positivo (5-4), y parecen haberse ido encontrando a sí mismos con el paso de las jornadas.

Con todo, durante muchos minutos este choque pareció destinado a caer del lado angelino. Los de Tyronn Lue, claros dominadores del duelo en varios de sus tramos, llegaron a ganar por 22 puntos con apenas 3 minutos para llegar al final del tercer cuarto (85-63), una ventaja que se antojaba irrecuperable para los Warriors. No obstante, algo pareció cambiar a partir de ese momento, pues las tornas se giraron por completo y fueron los locales quienes tomaron las riendas.

Uno de los factores diferenciales fue Stephen Curry, quien, tras haberse quedado en 13 tantos en el choque del jueves, se fue hasta los 38 en este reencuentro. El base anotó 18 de sus puntos en los últimos 15 minutos, lo que, sumado al paso adelante del equipo a nivel defensivo, ayudó a los suyos a recortar rápidamente la distancia perdida y a cerrar el duelo con un contundente parcial de 18-34 en el último cuarto. Con sus triples (9/14) y sus asistencias (repartió 11), Steph logró que toda la ofensiva local girase a su alrededor, lo cual bastó para levantar a los Warriors cuando más tocados parecían.

El dos veces MVP tuvo en Andrew Wiggins a su principal escudero, ya que el canadiense fue el segundo de los suyos en anotación con 16 tantos. Les siguió a ambos con 12 Eric Paschall, líder de una segunda unidad que aportó 42 puntos y que fue fundamental en la remontada.

En los Clippers, Paul George y Kawhi Leonard volvieron a ser los mejores con 25 y 24 tantos respectivamente, aunque ambos acabaron el choque con problemas para anotar y no pudieron evitar que los visitantes se hundieran en el cuarto periodo. Además, si bien Serge Ibaka con 19 puntos rindió a buen nivel, ese no fue el caso de los muchos de los integrantes de la franquicia, que aportaron más bien poco y facilitaron la reacción a los de San Francisco. En concreto, los hombres de banquillo estuvieron muy grises, y ninguno de ellos fue capaz de sostener al equipo cuando sus estrellas descansaban, lo que acabó resultando determinante.

(Fotografía de portada: Ezra Shaw/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.