Curry cree que los Warriors “sacarán lo mejor” de Cousins

La llegada de a Golden State podría considerarse como una de las más polémicas de la historia. Los , equipo que en muchas ocasiones ha transmitido un aura de invencibilidad, se hicieron este verano con, si no el mejor, uno de los mejores pívots de la competición aprovechando la falta de grandes ofertas con las que este se encontró debido a su lesión. Ante esta situación, no sorprende en absoluto que hablase con entusiasmo de la llegada de Boogie.

“En el contexto adecuado está claro que puede brillar” dijo el base de los de Oakland a la emisora KNBR. “Estar con nosotros sacará lo mejor de él y nos hará lograr cosas más grandes. Estoy emocionado”.

No es para menos. Cousins llega tras firmar 25,2 puntos, 12,9 rebotes y 5,4 asistencias de media en los 48 partidos que jugó en los Pelicans antes de su rotura del tendón de Aquiles, números que Curry definió como “increíbles”. Junto a Anthony Davis conformó la pareja interior más temible de la Liga, y ahora podría formar parte del quinteto más devastador que jamás se haya visto en un solo equipo.

Un carácter peculiar

Al margen de su indiscutible calidad baloncestística, si algo caracteriza a DeMarcus Cousins es su fuerte temperamento. En los 48 partidos que disputó la temporada pasada se le señalaron 10 faltas técnicas y fue expulsado 2 veces, cifras que, en el total de su carrera, alcanzan las 118 técnicas y las 13 expulsiones.

Los Warriors no son un equipo exento de este problema, pues el curso pasado llegaron a acumular rachas importantes de faltas técnicas y sanciones. Kevin Durant, con cinco expulsiones, fue el jugador que más veces tuvo que abandonar la pista por decisión arbitral, y Draymond Green fue el segundo jugador al que más técnicas se le señalaron con un total de 15.

Aunque no parece el mejor ambiente para que se vea la versión más serena de Cousins, Curry no considera que esto pueda suponer un problema: “Cualquiera querría a un jugador que siente tanta pasión por el juego. Su presencia dará firmeza al vestuario, seguro. Tiene sus emociones a flor de piel, pero creo que es algo bueno”.

Además, el dos veces MVP de la Liga no cree que la presencia del pívot pueda alterar la química del vestuario de los Warriors basándose en sus experiencias previas: “Será un ambiente familiar. Creo que cinco de nosotros hemos jugado con él en la selección, así que sabemos qué tipo de persona es y cómo tratar con él” concluyó.