¿Curry jugando al 70%? No según él mismo dice


Mejor dejar las cosas claras desde el primer momento y situarnos en contexto. Stephen Curry dice que no está lesionado y que se encuentra “bien”, pero desde hace unas horas se está mandado un mensaje diferente a través de diferentes canales.

The Vertical, uno de los medios con más prestigio de entre todos los que cubren la NBA, publicaba la siguiente cita de una fuente cercana a Curry: “Está jugando al 70 por ciento en el mejor de los casos”. El portal digital no revelaba el nombre de su fuente, pero sí aseguraba en su información que los Thunder estaban viendo a un Curry disminuido, “sin explosión, sin posibilidad de hacer que jugadores más grandes tuvieran que ir hacia él”.

En la rueda de prensa inmediata al cuarto partido entre Thunder y Warriors, Curry fue claro cuando le preguntaron acerca de su estado físico y si estaba lesionado. “No. Estoy bien”, dijo el actual MVP, queriendo zanjar esa cuestión. Su entrenador, Steve Kerr, tampoco dejó lugar a dudas. “No está lesionado”, contestó el técnico al mismo tipo de pregunta.

Los números en OKC, clave

A priori parece que Curry no está realizando una gran serie, pero sus datos globales son aceptables (promedios de 24,3 puntos, 5,5 rebotes y 4,5 asistencias con 4,2 balones perdidos). ¿Dónde está el problema? En que el base de los Warriors ha sido un jugador en los partidos que ha disputado en Oakland y otro muy distinto en los celebrados en Oklahoma City:

  1. 26 puntos, 10 rebotes, 7 asistencias, 7 pérdidas, 9/22 TC, 6/14 3P.
  2. 28 puntos, 2 rebotes, 3 asistencias, 3 pérdidas, 9/15 TC, 5/8 3P.
  3. 24 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias, 1 pérdida, 7/17 TC, 3/11 3P.
  4. 19 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias, 6 pérdidas. 6/20 TC, 2/10 3P.

El rendimiento de Curry ante su público ha sido próximo al mostrado durante toda la temporada regular, promediando 27 puntos con un 48,6% de acierto en tiros de campo y un 50% en triples; sin embargo en cancha de los Thunder su producción ha sufrido un notable retroceso: 21,5 puntos con un 35% de acierto, incluyendo un 23,8% en triples. Es más, según ESPN Stats, Curry solo pudo anotar dos tiros de siete tiros sin un defensa encima, su peor porcentaje en un partido de este curso con al menos cinco intentos de ese tipo. Un Curry desconocido.

Es evidente que Curry no está en su plenitud —acumula tres semanas de baja desde que comenzaron los Playoffs—, pero su rendimiento en el Oracle Arena en los dos primeros partidos fueron los de una estrella. Unos días después, en Oklahoma, los números de Curry y los de todos sus compañeros han sufrido un revés, pero no por una cuestión física como él mismo ha querido comentar huyendo de las excusas.

“La serie no ha terminado”, dijo Curry. “En el vestuario estamos frustrados. Estamos tratando de ver cómo volver a ser nosotros mismos y tenemos una oportunidad de hacerlo el jueves”, añadió. “Éste es un equipo especial. No es así como vamos a terminar”.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.