Dallas pone fin a su mala racha ganando en Atlanta


Seis derrotas consecutivas después, los Dallas Mavericks volvieron a sumar una victoria a su casillero. Lo hicieron Atlanta, donde vencieron a los Hawks por 116-122 en un nuevo encuentro entre Luka Doncic y Trae Young, ligados el uno al otro desde su traspaso en la noche del draft de 2018. Los texanos alcanzan así los 9 triunfos, cifra que no les permita superar el puesto número 13 en la Conferencia Oeste pero que supone un refuerzo anímico tras una muy mala racha.

Rick Carlisle contó con hasta seis jugadores en dobles dígitos en anotación, entre quienes el más destacado fue el ya mencionado Doncic. El base rozó un nuevo triple-doble al terminar con 27 puntos, 14 asistencias y 8 rebotes, y pese a que continúa con problemas en el tiro de tres (1/5), volvió a hacer girar todo el ataque de los suyos a su alrededor y firmó una nueva actuación estelar.

“No ha sido perfecto” reconoció el esloveno. “Pero hemos ganado y eso es lo que importa. Hemos terminado el partido realmente felices. Ha sido un tramo muy duro”.

Kristaps Porzingis, con 24 tantos y 11 rebotes, fue su mejor aliado, seguido de cerca por los 22 que anotó Tim Hardaway Jr., quien, como ya hiciera en el partido de hace dos días en Phoenix, ejerció como sexto hombre. Superaron también la decena de puntos Josh Richardson con 14, Dorian Finney-Smith con 13, y Jalen Brunson con 12, este último también partiendo desde el banquillo.

El mejor John Collins

Pese a las altas expectativas por su duelo ante Luka, Trae Young no fue capaz de ofrecer su mejor versión contra Dallas. El base, bastante bien cerrado por la defensa de los Mavs, se quedó en 21 puntos y 9 asistencias, lo que obligó a otros a dar un paso adelante, rol que asumió John Collins en el que fue uno de los mejores partidos de su carrera.

El ala-pívot terminó con 35 tantos en su casillero, cifra que supone igualar su récord anotador en la NBA, y añadió 12 rebotes para firmar un doble-doble. Todo esto, con unos fantásticos datos de acierto, ya que Collins anotó 16 de sus 21 lanzamientos (76,2%), y aunque muchos de ellos tuvieron lugar a escasos centímetros del aro, también demostró una enorme eficacia en el tiro de tres con un 3/4 desde el perímetro.

Además, otros dos jugadores de los Hawks alcanzaron el doble-doble: Kevin Huerter, con 21 puntos y 10 asistencias, lo hizo por segunda vez en lo que llevamos de temporada; mientras que Clint Capela, autor de 10 tantos y 13 rebotes, llegó a los dobles dígitos en la faceta reboteadora por 17º encuentro consecutivo. No obstante, su contribución no fue suficiente para sumar un triunfo ante unos Mavericks desesperados, que confían en que este choque marque un pequeño punto de inflexión y les permita volver a mirar hacia arriba.

(Fotografía de portada: Ronald Martínez/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.