Dallas vence a New Orleans con una exhibición anotadora


Tras un comienzo de temporada bastante irregular, los Dallas Mavericks vienen en plena curva ascendente; y esta noche han conseguido su cuarta victoria consecutiva después de vencer con una gran demostración ofensiva a los New Orleans Pelicans por 143-130.

Los Mavericks están jugando con equipo completo después de un buen tiempo, y eso se hace notar con su actual rendimiento. Los dirigidos por Rick Carlisle mejoraron ahora su récord a 13-14, mientras que los Pelicans se quedan en un 11-14 que los sigue teniendo lejos de las posiciones de playoffs en el Oeste.

La clave del partido fue la arrolladora producción ofensiva de los Mavs, que dejaron sin opciones a los Pelicans. Si bien todo el trabajo del equipo texano fue excelente, los europeos tomaron la posta y se combinaron para 13 triples y 82 puntos.

Luka Doncic fue la máxima figura del encuentro (como nos tiene acostumbrados en casi todos los partidos que disputa) estableciendo su máxima anotación de carrera, con 46 puntos, 8 rebotes, 12 asistencias, un 17-30 en tiros de campo, y 5-8 en triples. Kristaps Porzingis también tuvo una actuación más que destacada con 36 puntos, 7 rebotes, un 13-21 de campo y un 8-13 en triples.

Pero más allá del gran esfuerzo de los europeos, el partido de los Mavs también terminó siendo histórico desde lo colectivo. Convirtieron 25 triples, que es una nueva marca para la franquicia, superando los 24 que habían sumado en el 2019 en una victoria ante los Warriors.

Por el lado de los Pelicans, Zion Williamson también estableció una nueva marca de anotación en su corta carrera. La estrella de New Orleans tuvo una sólida actuación de 36 puntos y 4 asistencias, con un casi perfecto 14-15 de campo. Mientras que Brandom Ingram sigue pasando un buen momento, y esta noche anotó 30 puntos, junto a 5 rebotes y 5 asistencias.

El equipo dirigido por Stan Van Gundy no lo hizo nada mal desde el tiro. Registró unos promedios de 53,3 por ciento de campo (48-90), y 45,9 por ciento en triples (17-37). Pero lo de los Mavericks fue totalmente abrumador: 58 por ciento en tiros (51-88), con un 55,6 por ciento desde más allá del arco (25-45).

También ayudó a esta producción de los Mavs, la flojísima actuación de New Orleans en defensa, algo que se viene repitiendo. Ya venían de recibir 129 puntos en su derrota ante Chicago, con 25 triples permitidos. Misma cantidad que le permitieron anotar hoy a Dallas desde atrás de la línea de tres puntos.

Los Mavericks volverán a jugar en Dallas el próximo domingo cuando reciban a los Trail Blazes, en un encuentro que promete regalarnos un gran duelo entre Doncic y Lillard. Los Pelicans por su parte serán visitantes, también el próximo domingo, de los Detroit Pistons.

(Fotografía de portada de Ronald Martinez/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.