David Griffin: “J.R. Smith no ha estado motivado desde que firmó en 2016”

Tras dos años jugando para Cleveland , entraba en la agencia libre de 2016 con la idea de encontrar estabilidad. Y así fue. La franquicia de Ohio le extendía un contrato con tres años y 45,15 millones de dólares garantizados, recompensándolo de esa forma por su buen hacer en pista.

A partir de ahí su rendimiento decayó. No cabe duda que el sufrimiento pasado con el nacimiento prematuro de su hija, quien pasó meses en el hospital, tuvo un gran peso en su pérdida de enfoque; pero incluso contando con ese inmenso contratiempo, la realidad es que Smith lleva dos temporadas sin acercarse a ese jugador que mereció tal contrato. Ahora, el general manager que cerró aquel acuerdo, , analiza lo ocurrido.

“Obviamente la situación personal que Shirley y él atravesaron con su hija tuvo un gran peso emocional durante este tiempo. Creo que el hecho de que tuviese dinero garantizado para seguir adelante hizo que fuese menos probable que se mantuviese en forma año a año. Antes había una razón para ser tan bueno en un contrato año a año, y es que era importante cada vez que terminaba una campaña. Espero que este año veamos a J.R. empeñado en demostrar algo. Creo que aún puede jugar a gran nivel, pero no ha estado motivado desde que firmó en 2016. Creo que el trato que se firmó no era el correcto, ya que no sacaba lo mejor de él”, expresa en Wine and Gold Talk Podcast.

Esta historia no es nueva. Siempre se ha dicho sobre algunos jugadores eso de “se nota que es su último año de contrato”. Smith, un chico peculiar sin duda, puede que se relajase en cierta medida tras alcanzar lo deseado con el anillo de campeón de 2016, algo a lo que se sumó su complicada situación personal. En cualquier caso, todo hay que ponerlo en contexto, y es que ese verano fue el del gran salto salarial al entrar en vigor el nuevo contrato televisivo. Smith tuvo la suerte se ser agente libre en aquel momento y lo aprovechó.