Derrick Rose no quería ser el mentor de Ntilikina

Los New York negociaron hasta el final con . No obstante, el base formado en la Universidad de Memphis optó por la oferta de Cleveland , es decir, un año y el mínimo salarial para veteranos (2,1 millones de dólares). ¿El motivo? No quería esperar una nueva reconstrucción de los Knickerbockers. Su mayor deseo era ganar ahora. Y, por tanto, la opción del tres veces finalista de la NBA era la idónea para sus actuales intereses.

“¿Nos hemos perdido algo?”, se preguntó su agente B. J. Amstrong para NY Post. “¿Hay algo en Nueva York que no hayamos visto? Todos estamos de acuerdo en que están en una línea temporal diferente a Derrick. Un equipo joven con talento joven tratando de construir para el futuro. No están en la misma línea que los jugadores que son un poco mayores y experimentados”, explicó.

“No se necesita ser un científico para saber que el momento de Derrick es ahora. Y los Knicks no están listos para competir en este momento. Podría ser en tres o cuatro años”, señaló.

“Derrick eligió lo que dijo desde un principio. En ningún momento se ha desviado. Dijo que solo quería ganar y la gente no le creía. Ha ganado mucho dinero en su carrera. Ahora solo quiere ganar. Ha promediado 18 puntos por partido y todos sabemos cómo se juega ahora mismo con el Triángulo”, añadió el representante.

Su momento, el presente

Rose disputó en la pasada temporada 64 partidos oficiales con los Knicks. El jugador de 29 años cumplió con las expectativas; sin embargo, no pudo finalizar el curso debido a una nueva lesión de rodilla. Dicha situación provocó que su valor disminuyera drásticamente en el mercado de agentes libres, y las franquicias no estaban dispuestas a hipotecarse con él. Los Knicks, que tenían en mente renovarle, le ofrecían bastante más dinero que Cleveland con la condición de ejercer de mentor del novato . Una situación no muy del agrado del jugador.

“Eres un mentor cuando no puedes jugar”, señaló Amstrong. “En esta liga te pagan para jugar. No te pagan para ser un mentor”, añadió.

“Este chico (Ntilikina) fue seleccionado en el Draft. Y tiene que jugar. Una de las cosas más codiciadas en la NBA es la experiencia. El chico necesita jugar… Que ese chico juegue y cometa sus errores. Igual dentro de cuatro o cinco años estamos hablando del nuevo Stephen Curry”, explicó.

“Ojalá hubiera sido diferente porque Derrick amaba jugar para Nueva York. Pero nadie se vuelve más joven con el tiempo y tampoco sabe cómo será su baloncesto en el futuro”, concluyó.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Los Rockets cortan a Jarrod Uthoff

Crawford, decicido a ganar sin tomar el camino fácil

Siguiente