Detroit asalta Boston con 24 puntos del novato Sekou Doumbouya


El rookie de la franquicia de Michigan ha pasado de no jugar a promediar 12,6 puntos y 5,6 rebotes en el mes de enero

Si hay alguien que está aprovechando la plaga de lesiones en Detroit Pistons ese es Sekou Doumbouya. El novato ha pasado del ostracismo a la titularidad para terminar por destaparse anoche con 24 puntos en uno de los grandes escenarios de la NBA, el TD Garden de Boston. Su aportación fue clave para que los de Michigan terminasen derrotando a los Celtics por 103-116.

Elegido en el puesto número 15 del draft de 2019, este chico de tan solo 19 años está creciendo a marchas forzadas en Detroit. Dwane Casey, sin Reggie Jackson, Luke Kennard o Blake Griffin entre otros, ha optado por dar una oportunidad al novato y éste está respondiendo fantásticamente con actuaciones como la de anoche, hasta ahora la mejor de su corta carrera en la Liga.

Y no era sencillo. De la noche a la mañana –más bien de 2019 a 2020–, ha pasado de no jugar prácticamente nada a promediar 30,9 minutos en el mes de enero. Podría haber acusado la presión y nadie se lo echaría en cara, pero en vez de eso está firmando una media de 12,6 puntos y 5,7 rebotes con un 41,7% en triples. Cuestionado por sus sensaciones, se muestra relajado. “Me siento normal. Solo hice mi juego sin intentar hacer demasiado”.

Además de Doumbouya, Detroit contó con otros cuatro jugadores que superaron la veintena de puntos. Así, también formando parte del quinteto titular Derrick Rose se fue hasta los 22 puntos y 6 asistencias, mientras que desde el banquillo Markieff Morris firmaba 23 puntos y Sviatoslav Mykhailiuk aportaba otros 21. También tuvo una buena actuación Andre Drummond con un doble-doble de 13 puntos y 13 rebotes.

Por parte de Boston, que llegó a perder por hasta 21 puntos, el mejor del partido fue Jaylen Brown con 24 puntos y 12 rebotes, estando bien acompañado por Gordon Hayward, quien aportaría 25 puntos y 7 rebotes. Kemba Walker logró 19 puntos pero con un 2 de 11 en triples.

Un Rose de otra época

Derrick Rose firmó anoche 22 puntos para enlazar siete partidos consecutivos alcanzando al menos la veintena de puntos. No es un dato cualquiera. El base no lograba tal racha anotadora desde la temporada 2010-11, en la cual terminó por ser nombrado MVP. Aquellos tiempos ya pasaron, cierto, pero verle jugando a tal nivel siempre es algo a celebrar tras el calvario de lesiones que ha pasado. En enero está promediando 22,5 puntos y 5,8 asistencias en 30,6 minutos por noche.

(Fotografía de Maddie Meyer/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.