Dinwiddie califica como “realista” un posible regreso en playoffs


Spencer Dinwiddie será baja para toda la temporada. Esa era la noticia a 28 de diciembre de 2020 después de certificar que se había roto parcialmente el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha. Tal lesión le llevó al quirófano el 4 de enero y desde ese momento todas las miradas (menos una) se dirigieron a la temporada 2021-22.

Esa una es la del propio afectado, Dinwiddie. El base de Brooklyn participó recientemente en un encuentro sobre tecnología y destacó que su recuperación “va muy bien” y que incluso está abierto a regresar a la acción en el presente curso. “La aceleración para poder jugar en una atmósfera de playoffs es realista”, comenta según Diamond Leung de The Athletic.

Sería sin duda una sorpresa. Cuando un jugador sufre una dolencia como la de Dinwiddie a cinco meses de la postemporada, nadie suele plantearse la posibilidad de que vuelva antes de la siguiente campaña. No es su caso. En febrero ya comentó que podía ir unas 10 semanas adelantado en su recuperación. En los meses de marzo y abril ha seguido compartiendo sus progresos. Su fortaleza y convencimiento surgen de un pasado en el que debió lidiar con una lesión aún más grave.

En 2014, en su tercer año en la universidad se rompió por completo el ligamento cruzado anterior y el ligamento cruzado inferior, así como de manera parcial el menisco medial en su rodilla izquierda. Fue un enorme contratiempo que le tuvo 12 meses sin jugar y que le hizo caer en la previsiones que le daban como primera ronda para el draft. Fue un momento que le cambió la vida, uno que le hizo más fuerte hasta pasar de ser un jugador de segunda ronda a otro que promediaba 20 puntos en los playoffs de la NBA. Comparándolo con aquello, Dinwiddie ha recalcado en su cuenta de Instagram que este proceso de rehabilitación ha sido más fácil al ser solo un desgarro parcial y gracias al nivel de cuidados que existe en la NBA.

Pese a su fortaleza, cuesta verle de vuelta. Sería solo cinco meses de recuperación y su futuro a medio-largo plazo podría quedar marcado por una recaída; eso sí, tiene una opción de jugador para la campaña 2021-22 por 12 millones de dólares que le otorga cierta seguridad.

(Fotografía de Sarah Stier/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.