Dinwiddie, sobre Nash y su inexperiencia en los banquillos: “Esto va, sobre todo, de manejar egos”


El nombramiento de Steve Nash cogió a casi toda la NBA por sorpresa. Muy poca gente tenía noción de tal movimiento horas antes de que se produjera. También, muchas fueron las gargantas críticas con que el dos veces MVP hubiera ascendido, de golpe, al puesto de entrenador jefe sin ninguna experiencia previa como asistente en los banquillos.

Este aspecto será uno de los grandes caballos de batalla de Steve Nash en su estreno como head coach. No tener un currículum será una losa que Brooklyn tratará de limpiar rodeándole de voces experimentadas en el banquillo —el este año interino Jacque Vaughn será su asistente— y, también, con el respeto de todo el vestuario.

No ingresa Nash a uno de los corrillos más llevaderos de la Liga. Con Kevin Durant y Kyrie Irving en vanguardia y con el gatillo listo, el de los Nets seguro que se erige como uno de los vestuarios más viscerales cuando ambos jugadores puedan competir.

Irving ya dio buena muestra de sus curiosas dotes como líder esta temporada, señalando a compañeros por no ser producto suficiente para aspirar al campeonato.

Que los jugadores respeten al entrenador resulta crucial en cualquier equipo. Si no, se puede montar un motín como el que Jim Boylen se encontró en Chicago en tempraneras mañanas: sus pupilos se negaron a acudir a alguna sesión.

Al respecto de la idoneidad de Steve Nash en el banquillo de los Nets se manifestó este viernes Spencer Dinwiddie, jugador de Brooklyn, en una entrevista para el portal Forbes.

“Creo que, en general, el nombramiento [de Nash] tiene sentido desde la perspectiva de las relaciones. […] Entrenar a este nivel, especialmente con el talento que nosotros tenemos, es como un 80 por ciento de parte psicológica, 10 por ciento temperamento y otro 10 por ciento de x y o. Se trata sobre todo de manejar los egos. Por eso Phil Jackson era un fenómeno. Supo cómo hablar a Kobe (Bryant). Supo cómo hablar a Michael (Jordan). […] Nash fue uno de los mejores jugadores de siempre y es amigo de las estrellas del equipo y del general manager. Tiene sentido más allá del hecho de que no tenga experiencia entrenando”, pudo compartir el jugador de los Nets.

De ese modo, según un testigo de primera fila sobre lo que hay en el vestuario de Brooklyn, el Tourmalet de Nash está en mantener la sonrisa de las dos bestias desbocadas. Si consigue seguir cayéndoles en gracia, gran parte del camino estará hecho.

Nash, Durant e Irving

Steve Nash poseía ya relación previa con Durant, pues ambos coincidieron en los Golden State Warriors cuando el exjugador desempeñaba un rol de desarrollador de jugadores.

Nash también ha mantenido siempre buena relación con Kyrie Irving; y no es ningún secreto que eso le situó por encima de otros candidatos en la carrera por dirigir a los Nets. Habrá que ver si la flauta del antiguo base de los Suns puede anestesiar las ganas de bronca que últimamente vienen teniendo tanto KD como Irving.

Ahí está su verdadero examen y por eso fue elegido.

(Fotografía de portada: Harry How/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.