Kyrie Irving: “Voy a seguir presionando; si eso es demasiado para alguien, no mereces estar en el vestuario”

Se le ha hecho bola su regreso a las canchas a . No porque haya mostrado un nivel de juego desastroso, sino por sus declaraciones tras el tercer encuentro (segunda derrota) desde su regreso han sembrado no poca discordia. El base no había tenido su mejor día ante los 76ers: 6 de 21 en tiros, 1 de 7 en el tercer cuarto, y una catastrofista estadística de -29 con él en cancha cuando ninguno de sus compañeros se había ido a menos de -10. Un completo desastre para él, faena muy desatinada. Bien, pues después de esa tarjeta de juego tan mejorable, con derrota incluida ante Philadelphia, Irving alegó que los Brooklyn todavía “necesitan una o dos piezas” para poder pelear por cosas importantes.

Puede que tenga razón, pero Kyrie Irving no eligió el mejor momento para descubrir sus pensamientos. No lo hizo porque él había disputado un encuentro desastroso hacía unos minutos y también porque no se ha demostrado que los Nets muestren mejores hechuras con él en cancha. El saldo de partidos con él esta temporada es de 5-9, mientras que sin él Brooklyn vivió sus mejores momentos del curso, terminando el balance en 13-13 y habiendo catado territorio playoffs casi desde su lesión, el 14 de noviembre. Preocupante es, desde luego, que el equipo no se adapte, y viceversa, al preponderante juego de su estrella.

Pese a las críticas recibidas a raíz de sus últimas palabras, el base de los Nets se reafirmó en su mensaje. Sí que admitió que se había explicado delante de sus compañeros y que no quería insinuar que nadie sobraba del equipo; también admitió que debería haber mencionado más nombres para evitar controversias posteriores en el vestuario, tal como recogió el periodista Alex Schiffer (The Athletic).

Sin embargo, aunque matizó los detalles delante de los suyos, Kyrie Irving no retrocedió en su idea principal. “Voy a seguir presionando, voy a seguir pidiendo grandeza para mí mismo y para mis compañeros. Si eso es ser un líder duro o es demasiado para alguien, no mereces estar en nuestro vestuario, lárgate”, pudo alegar Irving este viernes ante la prensa y recogió Brian Lewis, del New York Post.

No le van a sacar de sus trece a estar alturas. Para personalidad potente está la del una vez campeón con Cleveland. Quizá Irving debiera preocuparse más por congeniar mejor con sus compañeros en la cancha que por insistir delante de los medios una y otra vez que no descansará hasta mejorar las cosas. Primeros, hechos; luego ya todo lo demás. Porque lo que Kyrie tiene que demostrar primero es que puede liderar un conjunto que gana mucho más que pierde.

(Fotografía de portada: Emilee Chinn/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Pat Riley planea la creación de otro súper equipo en Miami Heat

LeBron James y los Lakers siguen vendiendo más camisetas que nadie en la NBA

Siguiente