Dion Waiters y Goran Dragic acaban con la racha de Boston

En 16 victorias seguidas se quedó la impresionante racha de los , que consiguieron estar más de un mes (18 de octubre) sin perder, pero que anoche cayeron en Miami ante los merced a los 27 puntos de y a los 26 de , principalmente (104-98). Con esa racha de 16 triunfos seguidos, los Celtics consiguen uno de sus mejores meses de siempre y se quedan a apenas tres triunfos de la mejor de la historia, que data de los años 80.

En algún momento caerían los Celtics y fue en Florida, en una discreta velada para los visitantes, que apenas comandaron el marcador con el 0-4 de inicio para luego perder la iniciativa. Además de Dragic y Waiters, que martillearon el aro rival, Tyler Johnson hizo su trabajo desde el banquillo con 16 puntos y 7 rebotes. En los Celtics, los mejores fueron Jayson Tatum y . El novato acabó con una tarjeta muy completa, con 18 tantos, 7 capturas, 4 pases de canasta, 1 tapón, 1 robo y 3/4 en triples; Irving, 23 puntos, 1 rebote, 3 asistencias y 3 robos de pelota, aunque dejó un horrible 1/4 en tiros libres y 0/3 en triples.

El tradicional orgullo verde

No falla. Este equipo tiene un material especial que hace que jamás se rinda. Ese tesón es una de las razones de los 16 partidos seguidos que ha conquistado, con una serie de remontadas que ayer estuvieron muy cerca de volver a vivir un nuevo episodio. Tras haber sufrido una desventaja que llegó a ser de 18 tantos y después de entrar en el último cuarto con 79-63 en contra, los de Brad Stevens llegaron a ponerse a falta de tres minutos con un 91-90 en contra, que podría haber sido 91-91 si Marcus Smart hubiera acertado los dos tiros libres en lugar de uno. Luego, tras un triple letal (y misterioso) de Waiters, Al Horford también estuvo errático en la línea de las personales, para completar una noche aciaga de los Celtics, que se fueron con un 70,4 por ciento de acierto en esa faceta, un 19/27 que dado lo exiguo del marcador pudo haber decantado la balanza para Miami.

Los Celtics siguen líderes del Este con 16-3 mientras que los Heat, 8-9, no se alejan demasiado de los puestos nobles que dan acceso a los playoffs.