Divac, tras un año sin Cousins: “Con un All-Star debes estar en playoffs”

Era 19 de febrero de 2017, quedaban cuatro días para el cierre de traspasos, Sacramento vivía a partido y medio de la octava plaza del Oeste y Vlade Divac decidía traspasar a DeMarcus Cousins.

No fue una sorpresa. Aunque el dirigente que los había señalada constantemente que no pensaba intercambiar a su All-Star, lo cierto es que los rumores no cesaron hasta que fue un hecho. Los enviaban a Cousins a New Orleans e ‘iniciaban’ una reconstrucción que acumulaba ya siete campañas con el pívot en plantilla.

Ha pasado un año de aquello y Divac sigue pensando que fue un acierto. Como era previsible los resultados deportivos están siendo malos –el récord actual es de 18-39–, pero ello no evita que se sientan en el camino correcto.

“¿Podríamos haber llegado a playoffs ese año? Quizás estaba al 50 por ciento, pero creo que nuestro objetivo es construir un equipo para ser campeones, no solo para llegar a playoffs. Antes de tomar la decisión pasé aquí casi dos años, así que sé las cosas que estaban pasando. En mi opinión, con un All-Star debes estar en playoffs, al menos. Ese no era el caso. Era complicado conseguir agentes libres en Sacramento porque nadie quería venir. Hubo muchas razones”, explica a Sacramento Bee.

Una mejora relativa

Poco después de cerrar el traspaso Divac aseguraba que si en dos años no estaban mejor se marcharía. La cuestión es que nunca convirtió ese paso al frente en algo tangible. Ahora lo hace para dejar claro que no se trata de entrar en playoffs. “Queremos ser un equipo que obtenga más de 30 victorias. Queremos estar cerca de la postemporada y tener un ambiente saludable con un equipo que pueda crecer. Creo que estamos en ese camino. Aún tenemos muchas cosas pendientes por hacer, pero estamos en esa línea”.