Doc Rivers sobre GSW: “Hacen lo que hacemos nosotros, pero mejor que nosotros”

En el caso de que cogiese todos los datos, referencias y stats que guardo en la despensa para mi próximo artículo y fuese con ellos a José Saramago… él, sin haber sobresalido el baloncesto entre sus aficiones –que se sepa– y menos aún la NBA, tendría bastante con que una directriz o dos sobre lo que yo tenía planeado con es hatillo de stats, referencias y datos. Un ínfimo bagaje con el que Saramago pondría en marcha su do. Dos días después, veríamos en tinta un material superlativamente mejor a lo que yo, tras meses de correcciones y recorreciones, tendría la vergüenza de publicar. El genio lusitano murió en 2010, ya… así de inmortal era su talento.

En la madrugada del domingo al lunes, los apagaban las luces del Oracle Arena por última vez en RS, y lo hacían con una fácil victoria sobre los por 131-104. Un rival que, según se desarrolle la última jornada de liga, podría volver a enfrentar en breves.

¿Primer cruce?

Los de Steve Kerr serán primeros del Oeste, y los de tienen muchas papeletas para terminar octavos. De ser así, se verían las caras en primera ronda de playoffs.

Ambos conjuntos se han visto las caras hasta cuatro veces esta temporada, con un balance favorable a los de Oakland (3-1). Y los angelinos, ya sea Nuggets pero sobre todo si termina siendo Warriors, estarán apocados al papel de matagitantes. Y Rivers, en unas declaraciones que son oro, da un par de tips sobre su Goliat. Pero antes, algo de contexto.

En la NBA, la lealtad es un concepto extraño, cuasi vacío. Y en lenguaje de entrenadores, sumamente vicioso y donjuanesco. Con los entrenadores asistentes, mutiplicadlo por dos.

L.A. 2.0

El caso de Alvin Gentry, por ejemplo. El hoy coach de los Pelicans, pasó de formar parte del elenco de Doc Rivers en los Clippers (2013-14) a enrolarse al de los Warriors de Steve Kerr (2014-15). Y este transfuguismo, que podría pasar inadvertido, es para Rivers una de las razones por las que existen tantas similitudes entre el juego de Clippers y Warriors en la actualidad.

“Es halagador y, honestamente, frustrante al mismo tiempo, porque Alvin (Gentry) estuvo aquí y luego allí, y desde entonces cuando jugamos contra ellos, les vemos poner en práctica nuestro sistema pero haciéndolo mejor que nosotros; eso es halagador pero muy frustrante”, ha dicho Rivers para
Ethan Strauss, de The Athletic.

La pizarra puede que guarde muchas equivalencias, pero efectivamente las tácticas no se implementan ni los tiros se lanzan de igual manera, cuando los puntitos azules representan a Stephen Curry, Klay Thompson o Kevin Durant… por mencionar a tres de ellos.

Dicho esto, preferimos cerrar con la imagen exultante del coach de hace dos semanas. El tumbapuestas que nos hacía, a nosotros, a su vestuario y a la Liga entera, una advertencia: “Esto es solo el comienzo”.

(Fotografía de portada de Stephen Dunn/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Los playoffs soñados y un final de temporada bastante mejor

Irving podría reunirse con los Lakers en la agencia libre

Siguiente