Doncic acaba con Boston con dos canastones en los últimos segundos


Qué espectáculo es Luka Doncic. En sus malas noches juega bien, en las buenas es imparable. Contra Boston sacó la varita mágica con sendos triplazos para decantar a favor de Dallas un partido que se había complicado cuando más a favor estaba. Todos los Celtics sabían que Doncic se jugaría los últimos tiros, pero no pudieron hacer nada para evitar un 110-107 final que marca un nuevo hito en la aún corta carrera del base esloveno.

Lo cierto es que podemos decir que Luka salvó a Dallas de la que hubiese sido una derrota muy dolorosa. Tras un desarrollo de partido igualadísimo en el que ninguno de los equipo logró una renta mayor a los cinco puntos, los chicos de Rick Carlisle apretaron en el último periodo para alcanzar una ventaja de 11 puntos a poco más de tres minutos para el final. Todo parecía controlado para los de Texas, pero una reacción de orgullo verde dio la vuelta al electrónico a falta de algo más de 30 segundos con una canasta de Jaylen Brown (104-105). Ahí fue cuando Doncic marcó la diferencia.

Primero bailó con Daniel Theis para lograr el triple que ponía por delante a los Mavericks (107-105). Y después, tras ver como Brown devolvía la igualdad al partido (107-107), clavaba un triple casi idéntico a aquel mítico de los pasados playoffs contra los Clippers para dar la puntilla al encuentro. He aquí la ‘locura Doncic’, una que anoche acabó con 31 puntos (6 de 8 en triples), 10 rebotes y 8 asistencias.

“Es un jugador muy singular, una persona muy singular. El cableado de personas como Luka Doncic, Michael Jordan, LeBron James, Larry Bird, Kobe Bryant… Son muchachos que tienen este enfoque tipo láser en estas situaciones. Es difícil explicar cómo funcionan sus mentes y sus cerebros”, comenta Rick Carlisle, head coach de Dallas.

La victoria supone para los Mavs el alcanzar el 50 por ciento de victorias y derrotas (15-15), algo que no veían en la clasificación desde hace un mes. Curiosamente lo logran haciendo que los Celtics entren en balance negativo (15-16), lo que no ocurría desde el tercer partido de la presente temporada.

Boston, cuarto de su división

Los Celtics no acaban de reaccionar. Contra Dallas Jayson Tatum se marchó hasta los 28 puntos y Jaylen Brown logró 29, pero no les alcanzó para vencer. Brad Stevens señala que es una derrota diferente a la sufrida contra Pelicans, ya que en esta ocasión “fueron necesarios dos enormes tiros” para vencerles. Sea como fuere lo cierto que únicamente han ganado dos de los últimos siete encuentros y son cuartos de su división con solo medio partido de ventaja ante los Knicks (los cinco están en playoffs). Brown, quien ha sido elegido entre los reservas del All-Star por primera vez en su carrera, necesita que las victorias lleguen ya.

“No me siento como un All-Star estando el equipo por debajo del 50 or ciento de victorias. Creo que es la vez que más estoy perdiendo desde que estoy en el equipo. Tengo la esperanza de que podamos enlazar algunos triunfos y hacer una carrera. Está en nuestras manos hacerlo”, sentencia.

(Fotografía de Tom Pennington/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.