Duncan Robinson, el triple y la historia: todo a favor de los Heat


Mientras las miradas se desplazan progresivamente entre Los Angeles, Milwaukee y Toronto, existe un equipo que no está recibiendo la atención que se merece. Los Heat han vuelto a vencer (109-100) a Indiana para demostrar una vez más que han viajado a Orlando a dar mucha guerra. Y que no se van amilanar esté quien esté delante.

La franquicia de Florida presenta una de las plantillas más profundas, sólidas y versátiles de la Conferencia Este. Una rotación de nueve hombres liderada por dos veteranos con experiencia como Jimmy Butler y Goran Dragic. Ambos, a su vez, están rodeados de jóvenes con mucho talento y hambre de éxitos. Adebayo ha confirmado su candidatura al Jugador Más Mejorado, mientras que Tyler Herro y Duncan Robinson conforman una pareja muy peligrosa.

El propio Robinson ha sido el gran protagonista del segundo duelo de la eliminatoria. Jimmy Butler no se preocupó por el discreto primer partido de playoffs de la joven promesa de Maine. A pesar de lograr el triunfo exigió un ejercicio de autocrítica. Butler asumió parte de la culpa por las limitaciones que sufrió el joven jugador durante el partido del martes ante Indiana Pacers. Butler insistió en que tanto sus compañeros como él necesitaban hacer un esfuerzo extra para favorecer mejores posiciones de tiro. Al final y al cabo, Robinson es el mejor tirador puro que dispone el roster y sus puntos son garantía de éxito.

En la primera posición del Game 2, Butler facilitó un triple desde más de nueve metros a su compañero. En su segunda posesión, Robinson conectó otro triple tras superar como una serpiente un bloqueo amigo. La tercera vez que tocó la pelota finalizó con un rebote ofensivo y otro acierto exterior tras segunda oportunidad. En menos de dos minutos, el alero mejoró su actuación en su debut en los playoffs y los Heat descubrieron la fórmula que los llevó a vencer a unos Pacers a remolque. Los de Nate McMillan han echado de menos a Domantas Sabonis. Principalmente ahora que los de Erik Spoelstra han hallado el antídoto para neutralizar a T.J. Warren (14 puntos).

Robinson finalizó el encuentro con 24 puntos y un total de siete triples anotados en ocho intentos, igualando el récord histórico de los Heat en un partido de playoffs. Previamente habían alcanzado dicha cifra Damon Jones, en 2005, y Mike Miller en el quinto partido de las Finales de 2012. Además, se convierte en el segundo jugador en la historia de los playoffs en anotar siete triples sin intentar ningún lanzamiento de dos puntos. El jugador en lograrlo ha sido un Robert Horry sinónimo de campeonatos.

El joven talento inicio su serie con seis aciertos en seis intentos antes de errar su primer lanzamiento en el tercer cuarto, cuando los de Florida ya encaminaban la victoria. Los Heat finalizaron el partido con 18 triples anotados, récord absoluto en playoffs de la franquicia, lo que les ha ayudado a tomar la iniciativa y colocar un importante 2-0 en la eliminatoria. Un resultado concluyente si tenemos en cuenta el siguiente dato: Miami ha vencido en las 14 eliminatorias que han iniciado con dos victorias. Mientras, los Pacers, su rival, han caido eliminados en las once series que comenzaron con dos derrotas, según datos de StatMuse.

(Fotografía de portada de Ashley Landis-Pool/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.