Dwyane Wade: “Me quedaré en Miami hasta que me retire”


Historia de una ida y una vuelta; por Dwyane Wade. El escolta se quitó el picorcito. El tamborileante mono de aventuras. Inquietud saciada, ha vuelto a casa; y esta vez para no volver a marcharse.

Wade ha sido jugador de una sola franquicia. Solo que llegado el crepúsculo de su vida profesional, el impulso lo dominó. Necesitaba cumplir dos cosas: jugar para su ciudad natal (lo hizo en Chicago) y volver a disputar un anillo con garantías (solo a medias en Cleveland).

Un rápido garbeo

Un choque de perspectivas con Pat Riley respecto a lo que debía ser su última renovación, colocó a Wade por primera vez en su carrera en situación de plantearse abandonar Florida. Dejó Miami para pasar una sola temporada en los Bulls en un proyecto volátil aunque ambicioso. La terna Rondo-Wade-Butler sonaba extrañamente intrigante. No funcionó, pero tampoco decepcionó; nunca sabremos qué habría pasado de no haberse lesionado Rajon cuando dominaban la serie ante Boston.

Lo que sí sabemos es que a sus 34, mientras otros ya son pasto del retiro, Flash promedió 18,3 puntos en temporada regular. El talento no entiende de años.

Saciada la melancolía llegó un nuevo bofetón de nostalgia: Wade y LeBron volvían a encontrarse. Pero han sido demasiadas las cosas que no han terminado de engranar, y el escolta ha optado por precipitar el fin de su gira por el norte. El sur le llamaba.

Ha vuelto, y el calor recibido no ha sido el de siempre; ha sido más aún. Sin rencores, sin vendettas. Wade ha sido recibido en su vuelta a Miami como lo que es: un héroe; un ídolo; una camiseta por ondear en lo más alto del AmericanAirlines.

14º y contando

A sus 36 años, franquicia y jugador vuelven a entrelazar sus destinos, y ya será hasta que se agote la última gota del depósito, reserva incluida. “Me voy a quedar aquí hasta que decida retirarme”, afirmaba el shooting guardNBA TV tras su triunfo ante los Bucks en su segundo bautismo con los Heat. Esta es mi casa, y estoy feliz por estar de vuelta. Siento que ya soy parte de este grupo”.

Spoelstra tiene una buena plantilla y un gran sistema que acaba de dar un importante salto, tanto baloncestístico como emocional, con el retorno de su líder. Hay temporada por delante y mucho por lo que luchar.

Esta será la decimocuarta en el currículum de Wade con los Heat. Y las que queden, pocas o muchas, bienvenidas sean.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.