El colombiano Gersson Rosas, nuevo presidente de operaciones de los Wolves

El colombiano ha sido nombrado presidente de operaciones de los Minnesota y se convierte así en el primer latino que ocupa un cargo directivo de primera línea en toda la historia de la NBA. Rosas aceptó el cargo tras reunirse este miércoles 1 de mayo con el propietario de los Wolves, Glen Taylor, y asumir poco después su nuevo puesto de trabajo. Sustituirá a Scott Layden y a Ryan Saunders, actual entrenador del equipo. Al inicio de la 2018-19 era quien ostentaba este cargo, pero fue despedido de su puesto de técnico jefe el 6 de enero de 2019 y con ello también abandonó la directiva.

Un experimentado directivo en los

Rosas se ha pasado casi toda su vida laboral en Houston, donde acudió desde pequeño con sus padres para buscar mejores opciones de las que podía ofrecer su Colombia natal. Llegó sin saber inglés, pero los libros, las películas y el día a día le ayudaron en la empresa de conocer el idioma. En el instituto, como cuenta NBA.com, conoció a la que es hoy su mujer y ya le dijo que quería su vida vinculada al baloncesto. Lo logró.

Rosas ha estado casi dos décadas como vicepresidente de los Rockets y ha tomado parte en traspasos tan notorios como el de Tracy McGrady o la llegada de James Harden, en octubre de 2012. Un año después, Mark Cuban lo atrajo para sí y le dio el puesto de General Manager, pero Rosas renunció la noche antes de que arrancara la campaña. “Sentí que no era la pieza que necesitaban”.

Sin moverse de Texas volvió a Houston y ahí ha estado trabajando hasta que le ha llegado la llamada de Minnesota para irse a la otra punta del país. En 2016 trabajó como scout para la selección de los Estados Unidos que ganó el oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

“Quiero ver a los latinos en cada parte de la NBA: en las oficinas, en puestos de entrenador, en el juego, en asuntos corporativos. Y saber que puedo motivar a alguien o darle a alguien la esperanza de que pueda hacerlo es muy especial para mí. Si yo puedo hacerlo, ellos pueden hacerlo”.

Rosas deja un buen legado en Houston por una oportunidad de altas miras en Minneapolis. Su compañero de oficina y GM de los Rockets Daryl Morey se alegró de la noticia, aunque ahora tendrá al colombiano como rival. “Ha sido un gran persona con la que trabajar. Se ha ganado la oportunidad, si bien hubiera preferido que se fuera al Este. Tendremos un duro competidor en el Oeste”.

Lo que se encuentra Rosas

Minnesota ha celebrado un curso complicado con la destitución de Tibs, el asunto de la petición de traspaso de Jimmy Butler en septiembre, finalmente enviado a los 76ers un mes después, y fuera de los playoffs desde bastantes jornadas antes de que terminara la Temporada Regular.

Rosas se mete de lleno en su trabajo, en el Draft y en una agencia libre en la que ahora mismo entraría con 112 millones de dólares comprometidos en salarios para la 2019-20, 3 millones por encima del límite salarial (109 millones) y a 20 millones del Impuesto de Lujo (132 millones de dólares). Mucha labor por delante para él, si bien alguna de estas nóminas, como la de Robert Covington y sus 11 millones de dólares, llegados en el traspaso de Butler, no hablan de dinero completamente garantizado. Sí lo son los 27,5 millones de Andrew Wiggins, en un contrato máximo como el que estrena Karl-Anthony Towns, 27,2 millones de dólares para la 2019-20. Jeff Teague, 19 millones—ejerció su opción de jugador hace unos días—, y Gorgui Deng, 16,2 millones, son otros de los grandes acuerdos en el libro de salarios que desde ya deberá gestionar Rosas.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Los Blazers ganan en Denver y ponen el 1-1

Los Grizzlies barajan a Sarunas Jasikevicius para su banquillo

Siguiente