El futuro de Mike D’Antoni en Houston, más que en el aire


El veterano técnico concluye su contrato con la franquicia de Texas a la conclusión de la presente temporada

La aventura de Mike D’Antoni al mando del vestuario de Houston Rockets puede estar viviendo sus últimos capítulos –dependiendo de cuándo acabe la temporada actualmente suspendida–. Sin alcanzar un acuerdo en 2019 sobre la renovación de su contrato, el expira justo este verano, verle sentado en el banquillo de la franquicia de Texas más allá de ese acuerdo es a día de hoy prácticamente una utopía; una que parece depender que los éxitos deportivos (anillo) lleguen de una vez por todas.

Esa es la línea en la que se mueve Sam Amick. El periodista de The Athletic intervino en el podcast ‘Brodie and The Beard’ para analizar la situación actual de los Rockets, y más en concreto la de su entrenador Mike D’Antoni. A este respecto cree que solo habría alguna opción de que siguiese en el equipo si gana el campeonato; aunque recalca que las fuentes consultados dan por rota la relación entre el equipo y él. “Tuvieron una importante división cuando negociaron el contrato. El deporte profesional es una locura, pero la información que manejamos es que ese puente, en su mayor parte, se ha quemado. Ahora mismo las partes simplemente están de acuerdo mutuamente en aprovechar al máximo el tiempo que les queda juntos”.

La realidad es que ver a D’Antoni saliendo de Houston está lejos de ser una sorpresa. Antes de empezar esta temporada 2019-20, y dado que no se firmó una extensión, ya se rumoreó que podía ser despedido entonces. Sin embargo, finalmente se apostó por un último proyecto con un renovado backcourt con la llegada de Russell Westbrook. Al equipo le ha ido más bien que mal, pero la sensación es que la actual filosofía no es suficiente para dar el siguiente paso.

Jeff Van Gundy, posible sustituto

En Houston no solo estarían decididos a cambiar de entrenador, sino de estilo. Con D’Antoni todo se ha centrado en la parcela ofensiva y en lograr más puntos que el rival. Ahora la idea sería, según comenta Sam Amick, dar un giro de 180 grados. Con esa meta, el citado periodista recalca de Jeff Van Gundy es un nombre muy tenido en cuenta en Texas. “Lo he escuchado constantemente como un posible reemplazo de Mike. Van Gundy y Thibodeau son del mismo árbol. Pase lo que pase creo que están empezando a tener una idea de que será prioritaria la defensa de perímetro y la disciplina”. Sin Van Gundy llegase al equipo no se trataría de un desconocido, ya que entrenó a los Rockets entre 2003 y 2007.

Buenos números

D’Antoni no ha llegado a las Finales con Houston, pero no por ello se puede decir que haya hecho un mal trabajo; es más, si no se hubiese encontrado con los mejores Warriors de la historia podemos afirmar que hubiesen tenido al menos una oportunidad de conseguir el anillo. En líneas generales, desde que D’Antoni llegó al equipo los Rockets han acumulado un balance de 213-97. Centrándonos en la actual campaña, son el segundo mejor ataque con 113,4 puntos por cada 100 posesiones. ¿Suficiente para seguir con él? Parece que no.

(Fotografía de Christian Petersen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.