El hijo pródigo regresa a Chicago


Derrick Rose vuelve esta próxima madrugada a su Chicago natal para enfrentarse a partir de las 02:30 horas a los Bulls de Jim Boylen. El que fuera el MVP más joven de la historia de la NBA se toma el partido “como uno más”; sin embargo, para aquellos aficionados que le han visto caer y volverse a levantar, siempre es muy especial.

“Sinceramente lo veo como un partido normal. Es mi naturaleza, solo soy un jugador de baloncesto”, señaló al Minneapolis Star.

Rose ha experimentado un resurgimiento sonoro esta campaña, cosechando los mejores números desde su salida de Chicago. Actualmente está promediando 18,5 puntos y 4,6 rebotes con un destacado 47% desde la larga distancia.

“Creo que ahora mismo soy un jugador muy diferente. Cambié un poco mi manera de jugar. Creo que solo es mi mentalidad de cómo estoy en mi vida. En este momento estoy en un punto de mi carrera muy diferente”, explicó.

La última vez que visitó el United Center como oponente vestía el uniforme de New York Knicks donde anotó 15 puntos con un 6/16 en tiros de campo, y además lograron la victoria.

“Aquella noche no tuve un juego de escándalo. Pero lo más importante fue ganar. Quería ganar, sentirme bien en aquel pabellón y allí solo había un montón de cariño hacia mí. Aprecié mucho aquella noche y estuve feliz porque conseguimos la victoria”, destacó.

Sin embargo, será duda hasta última hora debido a unos problemas de tobillo. Los mismos que le hicieron ausentarse en la pasada jornada ante Oklahoma City. Si no llegara a tiempo se espera que Tyus Jones repita titularidad y que Jerryd Bayless vuelva a contar minutos de juego.

(Fotografía de portada: Hannah Foslien/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.