El mejor Anthony Edwards doblega a Portland con 34 puntos


El número 1 del draft de 2020 ya está aquí. Anthony Edwards, quien en el inicio del curso quedó algo ensombrecido –quizás por ser suplente y ver cómo los Timberwolves no hacían más que acumular derrotas–, parece haber despertado definitivamente en un mes de marzo en el que está dando muestras del jugador que puede llegar a ser.

Anoche, recibiendo a Portland por segunda vez, este producto de la Universidad de Georgia realizó la mejor actuación de su curso como novato para irse hasta los 34 puntos y ser clave en el triunfo ante los Blazers (13 fueron en el último cuarto). Acertó en 12 de sus 24 tiros de campo (incluido un 6 de 14 en triples) y estuvo infalible desde la línea de personal con 4 de 4. Además, aportó 4 rebotes, 2 asistencias y 1 robo. Acabó más que satisfecho.

“No importa si estoy jugando bien o mal, si es el momento de realizar un gran tiro, siempre quiero el balón pase lo que pase. Ese es el jugador que soy, y en este caso resultó ser un buen partido. Solo les estaba diciendo que me dieran el balón y se apartasen”, comenta sobre su actuación, la cual le ha convertido en el jugador más joven en la historia de los Wolves con un partido de al menos 30 puntos. Para ser exactos, lo ha logrado con 19 años y 221 días.

https://twitter.com/NBAspain/status/1371370586186731523

Cuestión de triples

En una NBA tan enfocada al tiro exterior como es la actual, ver a Edwards encarando una y otra vez su lanzamiento desde la línea de tres puntos suena realmente bien. Su porcentaje a estas alturas de campaña (31,4%) no llama demasiado la atención, pero tener una buena selección de tiro es algo que debe llegar con el tiempo. Contra los de Oregon convirtió seis triples, tres de ellos en el último cuarto. A estas alturas acumula 13 encuentros es los que ha convertido al menos tres lanzamientos desde el perímetro, lo que le deja a solo dos de la mejor marca de un novato con la franquicia de Minneapolis; récord que pertenece a Stephon Marbury con 15 partidos de al menos tres triples en 1997.

“No tiene miedo”

Chris Finch, quien sustituyó a Ryan Saunders hace semanas como head coach, cree que Edwards tiene la mentalidad correcta para triunfar. Ya no se trata de que acierte más o menos, sino de encarar cada reto con el convencimiento de poder superarlo. “No tiene miedo. Eso es lo que quieres ver en todos tus grandes jugadores ofensivos, intrépidos… y todo ello mientras él aprende en la NBA y descubre su propio juego e intenta dominar esas situaciones individuales en las que se encuentra, algo que logrará con el tiempo. Es divertido verle jugando así”, sentencia.

Victoria ajustada

En cuanto a lo acaecido sobre el parqué ante los Blazers, lo cierto es que el encuentro estuvo tan igualado como para que ningún equipo superase los seis puntos de ventaja durante tres cuartos. En el decisivo Minnesota llegó a verse hasta 13 puntos arriba, pero los de Oregon, liderados por los 38 puntos de Damian Lillard y el acierto de Carmelo Anthony (dos triples), apretaron para forzar a los locales a una larga serie de tiros libres para asegurar el triunfo. Ahí apareció Ricky Rubio para anotar ocho tiros libres en los últimos 30 segundos y cerrar el partido.

(Fotografía de Sarah Stier/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.