El mejor Stephen Curry reaparece con un tercer cuarto antológico


Durante dos cuartos ante Portland, los Warriors se sostuvieron con un invitado totalmente inesperado como Ian Clark (16 de sus 22 puntos, sin fallo, antes del descanso). Sus estrellas funcionaban por debajo de los esperado, con mención especial para Stephen Curry, quien solo anotó 5 puntos en sus 17 minutos en cancha, incapaz de anotar un solo triple. Algo atípico para un jugador que acumula 194 partidos (contando Playoffs) anotando al menos una vez desde fuera del arco.

Por parte de Portland, todo seguía el guión previsto. Damian Lillard sumaba 22 puntos al descanso y los Blazers seguían muy vivos para aprovechar las carencias de Golden State, especialmente asumiendo que Ian Clark no iba a mantener su ritmo. Pero, en el tercer cuarto, el Stephen Curry que fue MVP unánime en 2015-16, disminuido en los Playoffs y diluido en la presente campaña, hizo acto de presencia a lo grande. El base explotó para sus mejores minutos de la campaña, rompiendo de paso un partido que los Warriors terminaron llevándose claramente por 104 a 127.

De Riley a Steph

Quizás homenajeando a Ray Allen, el que fue quizás su predecesor como mejor tirador de la NBA y retirado oficialmente unas horas antes, Stephen Curry dio una exhibición de tiro exterior. El base anotó 23 puntos en el tercer cuarto, con un 5/6 en triples, alguno de ellos lejanísimo para el común de los mortales, y la defensa de Golden State hizo el resto.

Steve Kerr quiso explicar con una broma cómo fue el desempeño de Curry en el partido. “Le he dicho que fue Riley Curry en la primera parte y Steph Curry en la segunda”, dijo un sonriente Kerr.

Solo Lillard (31 puntos al final) y C.J. McCollum (16) hicieron algo de daño mientras el resto de los Blazers quedaban anulados por una intensidad de la retaguardia de los Warriors desconocida esta temporada. Por un momento, el equipo californiano recordó al de sus mejores momentos de la temporada pasada y, quizás no casualmente, Kevin Durant tomó un papel secundario en esa explosión.

Los actores secundarios

KD, terminó con 20 puntos, salvando una racha que puede elevarle a cifras históricas. Durant ha alcanzado los 20 puntos en sus últimos 67 partidos de temporada regular, quedándose a dos de la mejor racha de los últimos 35 años, en posesión de Michael Jordan (69 entre 1990 y 1991). Pero todo quedó supeditado a un Curry que terminó con 28 puntos pese a una fallona primera mitad. Su tercer cuarto lo compensó todo.

Para los Blazers, incapaces de vengar su derrota ante Golden State en la segunda ronda de los pasados Playoffs, quedó la confirmación de que Damian Lillard es un jugador especial al terminar con 31 puntos. Eso sí, nada dejó un mejor sabor de boca que su novato Jake Layman. El alero aprovechó los minutos basura del último cuarto para exhibir su potencial ofensivo, anotando 17 puntos en solo 8 minutos, con un 5/7 en triples. Un buen papel secundario en lo que volvió a ser, meses después, la noche de Stephen Curry.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.