El (feliz) regreso de Gordon Hayward


La primera victoria de los Boston Celtics en la final de la Conferencia Este trajo consigo el regreso de Gordon Hayward. El alero se había mantenido alejado de la canchas desde el 17 de agosto debido a un esguince de tobillo sufrido en el Game 1 de la serie contra los Philadelphia 76ers. Más allá de sus estadísticas, mostró grandes sensaciones y fue importante en diferentes aspectos del juego.

Hayward volvió a ser un jugador fundamental en la rotación de Brad Stevens, disputando 31 minutos en el triunfo de los de Massachusetts. En su tiempo en pista sumó 6 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias y 3 robos. Además de aportar en defensa, su regreso se tradujo en un alto ritmo de juego por parte de Boston, lo cual se vio reflejado en su primera jugada, en la que recorrió la pista tras capturar un rebote defensivo para terminar repartiéndole una asistencia a Daniel Theis.

“Traté de impactar a nuestro equipo de manera ganadora, cualquier cosa que pudiera hacer, y los primeros cinco minutos me dejaron sin aliento”, declaró al término del partido. “Estoy extremadamente cansado en este momento, me duele bastante el tobillo. Estoy orgulloso de la forma en la que peleamos y de que obtuvimos la victoria”, continuó Hayward.

Su impacto fue alabado por algunos de sus compañeros, como Kemba Walker. “Realmente lo extrañamos físicamente y extrañamos su voz, su presencia. Fue realmente positivo tenerlo de vuelta”, comentó. Del mismo modo, Jaylen Brown destacó el rendimiento de su compañero, además de darle la bienvenida. “Gordon estuvo genial. Bienvenido de nuevo. Tuvo algunas jugadas importantes durante el partido y seguirá creciendo”, afirmó el base.

Nacimiento de su hijo

Si bien el jugador de los Celtics regresó a Orlando el 11 de septiembre en optimas condiciones para volver a jugar, una urgencia familiar pudo haber prologando su ausencia. Su fecha de reaparición coincidía con el nacimiento de su cuarto hijo. Aunque en circunstancias normales esto le habría impedido formar parte de los Celtics en los próximos partidos, Hayward decidió quedarse en la burbuja de Disney World para ayudar a su equipo en la serie contra los Heat, según informó Rachel Nichols de ESPN.

“Robin (su esposa) podría tener el bebé en cualquier momento, así que creo que probablemente sea algo en lo que estaré centrado aquí, sé que podría perderme el parto. Así que lo discutimos, rezamos al respecto y creo que probablemente lo mejor sea que me quede aquí y ayude a nuestro equipo”, comentó Hayward. Todo un soplo de tranquilidad para sus aficionados.

(Fotografía de Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.