El rookie Damian Lillard es tan bueno que ya decide sobre la bocina


Empate a 92 entre Blazers y Hornets y 4,2 segundos por disputarse. Era el momento de que apareciese Damian Lillard, el que es sin duda el mejor rookie del año hasta el momento y máximo favorito al prestigioso galardón que se entrega al finalizar la temporada regular.

Los Blazers ganaron el partido por 95-94 y Lillard terminó la noche con 16 puntos y 4 asistencias en 39 minutos de juego.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.