Esta vez salió cara: brilla Alex Len

Cómo el IBEX 35 en semana de declaraciones de KRLS. Con la estabilidad de un flan y la certidumbre de un Tarot de sintonía local y zapping recóndito. , tantas de cal por otras cuantas de arena.

El pívot de los Phoenix todavía tiene 24 años, por lo que aún no es un caso perdido. Olvidemos por un momento que fue número 5 del Draft y fijémonos en lo que, tras cuatro temporadas, ha sido capaz de hacer. El boxscore te deja algo aplatanado. Ni un solo año en dobles dígitos ni en puntos ni en rebotes. Apenas una temporada superando el tapón por partido. Nunca alcanzando el 50 por ciento de tiros anotados: algo calamitoso para un pívot.

Superado

Por cosas como estas y por otras tantas, Len, una fuerza de la naturaleza en su punto físico álgido, se ha visto superado en la rotación en este primer tramo de la temporada: adelantado por , un center de 35 años cuyos días de gloria quedaron atrás, superado por , un pívot mejor que él pero con el cartel de recién llegado.

Alex Len es todavía un prospect interesante. Pero no es tan interesante viéndolo acumular minutos en el banquillo. De los últimos cuatro partidos, en dos se ha quedado sin jugar. El interino Jay Triano no confía en él mucho más de lo que venía haciéndolo su ex coach, Earl Watson.

Algo inquietante en año de pre-agencia libre. Len, tras cuatro años de lo más timoratos, no logró, lógicamente, la extensión de contrato que deseaba, y se tuvo que conformar con su oferta cualificada de 4,2 millones de dólares. Con las cartas volteadas y sobre la mesa, era el momento demostrar; de convencer.

Anoche fue una de esas (pocas) noches. Triano decidió no contar con Monroe para este partido, y Chandler no parecía estar muy por la labor —cero lanzamientos en 18 minutos—. Así pues, y viendo que salía con ganas, el entrenador le dio minutos y confianza a ese espécimen volátil venido de la lejana Ucrania.

Len promedia 23,3 minutos esta temporada. Ayer, en la victoria ante los Chicago Bulls, se marchó hasta los 30; su segundo mejor registro de la temporada. Y Len respondió.

Tres cosas sencillas

En Phoenix le han pedido que se olvide por ahora de las fintas, de los movimientos al poste, de los highlights bajo la canasta. Quieren resultados; quieren impacto. Y por ello le han pedido que, por ahora, se limite a tres cosas: defender, rebotear y finalizar los pick&rolls. “Cosas sencillas”, decía Len al Arizona Republic. Ayer tocó un poco de todo eso: 13 puntos y 18 rebotes (seis ofensivos) desde el banquillo, con 6/10 en tiros de campo.

De lo poco positivo a sacar en claro desde su llegada a la NBA es su potencial reboteador. Con promedios de 36 minutos, la (inexacta) proporcionalidad nos chiva que capturaría una media de 14,6 rebotes aprox. También se plantaría en más de 14 puntos por noche; un bonito doble-doble.

¿Todavía a tiempo?

Y los Suns, que son un erial, con Chandler, que no forma parte del futuro, con Monroe, con pocas probabilidades de continuar, con el puesto de ala-pívot cimentado —con Dragan Bender y Marquese Chriss— y con un puesto de ‘5’ que clama por un líder, ¿podría ser, con minutos y confianza ininterrumpida, Len ese pívot que andan buscando?


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Otto Porter Jr. eclipsa un nuevo doble-doble de Karl-Anthony Towns

Joe Johnson reconoce que Gobert fue clave para firmar con Utah Jazz

Siguiente