Eurobasket 2017: España, impoluta primera fase

Un balance de 5-0. Así entra España en los octavos de final, ronda que disputará el domingo y cuyo rival puede ser o bien la anfitriona Turquía o la Letonia de . España llegará invicta a los cruces eliminatorios después de acabar líder de su Grupo C. Una victoria ante Hungría (87-64) selló ese 5-0, en una tarde en Rumanía marcada por el récord de . El pívot español, que acabó con 20 puntos, es ya el máximo anotador de la historia del Eurobasket, tras superar los 1.104 tantos de Tony Parker.

“Estoy contento y agradecido”, señaló el protagonista de la gesta tras el encuentro a las cámaras de Cuatro. Un triple, mediado el segundo cuarto, le dio esos 3 puntos que necesitaba para sumar 14 en el encuentro y adelantar a su compañero en los Spurs. “Quedaban cuatro segundos de posesión y estaba tirando bien”, añadió Pau sobre esa jugada ya histórica.

Partido trampa

España no se jugaba nada, toda vez que ya era primera del Grupo C sí o sí. Hungría, clasificada también para los octavos de final, reservó a su estrella Adam Hanga y sin embargo, supo tensar el ritmo competitivo, algo que también logró la selección española, eso sí, por momentos con el pistón algo más bajo. Esa circunstancia la aprovechó el cuadro magiar para acercarse en el marcador en el último cuarto, pero un parcial de 27-9, liderado por la segunda unidad de España, cerró definitivamente la cita.

“Hemos hecho una buena primera fase y hemos cumplido el objetivo de pasar a octavos lo mejor clasificados que hemos podido. El partido de hoy era trampa, porque aunque no nos jugáramos nada, no quieres perder, no quieres perder el ritmo competitivo”.

Pau acabó con 20 puntos. Otros destacados por España fueron Sergio Rodríguez, 15 tantos y 7 asistencias, y , con 15 créditos también.

La lesión de Abrines

Durante el primer partido de este , Álex Abrines sufrió lo que en inicio sólo parecía  un golpe en la rodilla y que le dejó fuera del resto de compromisos. Pues bien, durante el duelo ante Hungría, se informó de que el alero de los Thunder no iba a jugar más en todo el torneo. Según apunta Marca, de fuentes directas de la Federación Española de Baloncesto, esa decisión se toma tras un acuerdo entre Oklahoma y la propia FEB. “En este tipo de situaciones no existe veto. Lo único que nos importa es el estado del jugador”, aseguraron altas instancias de la Federación.