Evan Turner pasa de las críticas de los aficionados


Contrato firmado en julio de 2016 por cuatro años y 70 millones de dólares. Eso es lo que suscribió Evan Turner con los Blazers hace dos agencias libres. Y en parte, en la virtud (económica) está la penitencia. A pesar de que está siendo una temporada fantástica para los de Oregón, terceros del Oeste, 40-26 y nueve victorias seguidas, siempre los aficionados tienen algo que criticar, algo que puntualizar. Nunca nada será perfecto, habrá alguien al que algo le parezca mal. Siempre. Pero hay límites.

Resulta que Evan Turner parece ser el foco de las iras de algunos aficionados que cuestionan si merece esa nómina en relación a su rendimiento, que de momento marca unos promedios de 8,0 puntos, 3,2 rebotes y 2,2 asistencias. El punto álgido de ese ir contra Turner llegó hace unos días, el 27 de febrero, en Portland y ante los Kings. Fue una paliza de los locales. Ese día Turner, 2 puntos. Un aficionado, tres filas de distancia solo con respecto al parqué del Moda Center, le reprochó su nula capacidad anotadora esa noche. “Hey Evan, veo que has conseguido tus típicos dos (puntos)”, rememoraba después el propio Turner sobre lo que le decía ese aficionado en concreto. “Así todo el año. ¿Esto es lo que llamas un aficionado de verdad”, recoge Jason Quick, para NBC Sports Northwest.

“Cuando me di la vuelta y lo maldije, se puso rojo”, relataba Turner, divertido, sobre ese suceso.  No, el exterior ya no está dispuesto a absorber el golpe y preocuparse. Al contrario, lo rechaza y contesta, una señal de lo poco que le afecta lo que le digan y lo cómodo que se encuentra en su rol.

“Escucha una cosa: todo lo que he hecho, me lo he ganado. Mi contrato es mi pan y me he ganado mi pan. Así que bésame el culo. En serio. Escribe eso”, recoge NBC Sports Northwest.

Uno de los más listos del equipo

Eso es lo que piensan en Portland sobre Turner, que simplemente sigue la ruta marcada por su técnico, quien alaba tanto sus cualidades defensivas como su gama de recursos ofensivos.“Hago todo lo que mi entrenador me pide. He estado en equipos donde he firmado 20 puntos pero a nadie le importaba porque perdíamos”.

Evan Turner ha crecido, el chico que venía de la nada, “del barro”, que solo tenía un par de zapatos y que salió adelante gracias al trabajo de su madre, ese Turner es ahora un jugador de 29 años con una carrera sólida y millonaria en la NBA. ¿Para qué preocuparse de más”. “He perdido mucho tiempo preocupándome por el crédito que me daban los demás. No importa. Me siento querido por mis compañeros. Lo externo no me importa. Solo presto atención a lo positivo”.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.