Fin de la temporada para Kyrie Irving: cuenta atrás para el 1 de julio

Boston eliminado. Un claro 4-1 en las semifinales del Este, a pesar de que arrancó la serie venciendo en Milwaukee. Luego, cuatro derrotas seguidas, y claras, dos de ellas en el TD Garden. Y anoche, en Wisconsin, en el Game 5, el remate final.

El fin del curso de los supone también que la temporada de echa el cierre. Y que empiezan las especulaciones sobre su futuro, que él mismo se ha encargado a veces durante el curso de alimentar. Porque si en octubre de 2018 el base dijo que quería su camiseta colgada del TD Garden, en una clara alusión a su deseo de permanecer en la franquicia, el año 2019 ha traído diferentes declaraciones. “Pregúntame el 1 de julio”, dijo luego, en un claro viraje de sus planes. O al menos, de sus palabras.

No estamos a 1 de julio pero en lo que respecta a Irving se puede dar ya el pistoletazo total para que se inicien los rumores. Anoche, desde Milwaukee, tras ser eliminado por los , Irving no aclaró nada de nada sobre su porvenir. Arranca la cuenta atrás para saber el destino del que puede ser uno de los agentes libres más preciados. “Quiero volver a Boston, estar con mis amigos y familia, descomprimir. Lo que los humanos hacen”, dijo , en declaraciones recogidas por ESPN, sobre sus planes inmediatos para tomar contacto con sus vacaciones. Regreso a la ciudad que le ha albergado las dos últimas temporadas y planes con su entorno. ¿Algo más? Sobre jugar en los Celtics, o en otro lugar, nada. Sí sobre la serie. Y quizá si leemos entre líneas… “Nos dominaron. Nos superaron como grupo”, evaluó sobre la derrota global ante los . “No es momento de estar decepcionado, la verdad. Extraes lecciones de esto. No olvidaré esto”, aseguró sobre el zarandeo que le infringieron los . “Se trata de pasar a la siguiente cosa y ver lo que pasa”.

Dos temporadas en los Celtics y ahora ‘Player Option’

Irving llegó en el verano de 2017 a Boston desde Cleveland. En julio había pedido el traspaso para salir de los en busca de un liderazgo que no tenía, por la sombra de LeBron James. En agosto fue enviado a los Celtics a cambio, entre otras piezas, de Isaiah Thomas. Iriving tenía tres años completos de contrato, de los que ha cumplido dos. Ha percibido este curso  20 millones de dólares. Para la 2019-20 su destino depende de él, ya que dispone de una opción de jugador para seguir en los Celtics, a cambio de 21,32 millones de dólares, o salir al mercado para buscar un destino y/o un contrato mejor.

¿Atasco salarial en Boston?

Boston esperará a ver qué decisión toma el campeón de la NBA en 2016 y número 1 del Draft de 2011. Pero no será la única vía de atención para los Celtics en cuanto a la player option se refiere, ya que Al Horford posee una por valor de 30,12 millones de dólares y Aron Baynes otra de 5,45 millones de dólares. Si los dos , e Irving, las ejecutan, los Celtics se pondrían con solo tres piezas en más de 55 millones de dólares para la 2019-20, a lo que se deben sumar los 32,7 millones de dólares asegurados de Gordon Hayward.

(Fotografía de portada: Jonathan Daniel/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Rozier critica el egoísmo de la plantilla de Boston

Los Lakers, interesados en Jason Kidd, pero como técnico asistente

Siguiente