Gentry coloca a Holiday en el mejor quinteto defensivo

Cuando dieron inicio los playoffs pocos vaticinaban que New Orleans pasaría por encima de Portland Trail Blazers, pero así ha sido. Con un rendimiento enorme de cada una de sus piezas, los de Luisiana dejaron sin respuesta a los de Oregon. Anthony Davis estuvo bestial, Nikola Mirotic subió su nivel y y se pusieron manos a la obra para secar a Damian Lillard.

Es ese último aspecto, el defensivo, el que hace que elogie enérgicamente a Holiday, a quien sitúa en la élite de la NBA hasta el punto de no ver casi ningún jugador que le supere cuando se trata se sumar las cualidades a ambos lados de la cancha.

“Si hay un jugador mejor de doble vía en esta liga que no se llame LeBron James o Kawhi Leonard, me gustaría conocerlo. No creo que haya nadie a quien se le pida lo que le pedimos que haga defensivamente y que aún desee conseguir 20 puntos por partido. Está teniendo un año fantástico. Estaré muy, muy decepcionado si no está en el primer quinteto defensivo”, explica en una entrevista concedida a The Undefeated.

Con Holiday en plena forma –ha pasado por encima de Portland promediando 27,8 puntos por partido–, Gentry siente que su equipo tiene una legítima posibilidad de discutir la siguiente serie a los Warriors, conjunto en el que fue asistente de Steve Kerr durante el título de 2015.

“Nuestros chicos tienen hambre y ven una oportunidad frente a ellos. Creo que jugaremos lo mejor posible y lucharemos como locos. A partir de ese supuesto, aceptaremos lo que llegue… La ciudad de New Orleans ama a sus equipos. La asistencias en casa contra Portland fue increíble. Estábamos jugando a un nivel tan alto que hubiésemos preferido seguir haciéndolo, pero así el grupo estará más fresco y saludable”.

El factor Rondo

Otra pieza que está brillando con luz propia en el esquema de Gentry en Rajon Rondo. El base, a quien muchos daban hace tiempo por acabado para la élite de la NBA, está dando una clase de dirección de juego con una media de 11,3 puntos y 13,3 asistencias en 35,3 minutos. Gentry cree que la confianza depositada en su persona ha sido clave.

“Si eres transparente y honesto con los jugadores, muchos de ellos son accesibles. Me llevé a Rondo a un lado y le dejé las cosas claras: ‘Te adoro como jugador y creo que puedes ser un gran líder. Te daré todas las oportunidades para que así sea’. Creo que lo conquisté diciendo: ‘Si señalas una jugada y yo otra, tu plan siempre será mejor a menos que sean los dos últimos minutos del partido’. Me encanta tenerlo conmigo, es como una extensión de ti mismo en la pista”.

El dolor por Cousins

Aunque ahora todo sea satisfacción, hubo un momento en el que muchos temieron que la temporada de New Orleans hubiese llegado a su fin antes de tiempo al romperse DeMarcus Cousins el tendón de Aquiles. Gentry admite que fue un momento duro, pero que justo en ese escenario surgió la mejor versión de Anthony Davis para levantar al equipo.

“Fue devastador. Incluso puedo decir que el grupo pasó por un momento de duelo. Estaba jugando un gran baloncesto y me sentí mal por él. […] Entonces surgió Anthony Davis y dijo: ‘¿Sabes qué? Tenemos que llegar a playoffs’. Tras eso jugó  aun nivel increíble, a uno de MVP. El premio será para James Harden, pero si hubiésemos ganado 50 o 55 partidos creo que Davis hubiese entrado legítimamente en la discusión”.