Glenn Robinson III se lleva un decepcionante Concurso de Mates

La euforia de 2016 dio paso a la resaca de 2017. El Concurso de Mates del , pese a repetir a un protagonista como , dio un serio paso atrás con una competición sin chispa, dependiente de la explosividad de dos jugadores desconocidos para el gran público como y Fue el alero de los Pacers, hijo del recordado Glenn “Big Dog” Robinson, quien se llevó el premio más por efectividad que por espectacularidad.

Mala secuela para Gordon

El concurso empezaba con mal presagio. DeAndre Jordan, uno de los matadores más espectaculares en juego, buscaba un golpe de efecto saltando por encima de otro “DJ” (Khaled), sin especial inspiración.

Eso sí, Glenn Robinson III levantaba al público de New Orleans con un preciso mate sobre dos voluntarios que valía el primer 50 de la noche. Derrick Jones Jr. cumplia sus expectativas con un mate sobre cuatro jugadores, sirviendo de aperitivo al jugador más esperado: Aaron Gordon.

En las retinas de todos quedaba su espectacular concurso de 2016 y su duelo con Zach LaVine. Con el jugador de los Timberwolves lesionado, era su momento de brillar. Pero no era la noche de Gordon, quien a su vez salía de una reciente lesión de pie. Con la ayuda de un drone, el jugador de Orlando buscó un toque de innovadora originalidad en su primer asalto, pero tras varios fallos, dejó un mate a años luz de la magia del año anterior.

Triunfo sin brillo

La segunda fase de Aaron Gordon fue aún peor, incapaz de conectar un mate en sus tres intentos, enviándole directamente a casa. DeAndre Jordan también quedaba pronto fuera de competición con un intento extrañamente soso. En esta situación, Derrick Jones Jr. se ganaba con facilidad su pase a la final con un espectacular mate por debajo de las piernas con ayuda de Devin Booker. Nada original, pero al menos explosivo.

Pero la emoción se disipaba pronto. Jones Jr. pinchaba en hueso en su primer mate de la final, quedándose virtualmente descartado al ser incapaz de superar el aro en sus tres intentos. Glenn Robinson III solo necesitó dos mates poco más que correctos en este escenario para llevarse el concurso ante el escaso entusiasmo de New Orleans. Si la edición de 2016 pareció resucitar el Concurso de Mates a sus años de gloria, el de 2017 volvió a recordar que es un evento absolutamente imprevisible, para lo bueno y para lo malo. Este año, tocó cruz.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional sobre la NBA además de apoyar nuestra labor de forma directa.

Aquí te contamos más. ¡Únete!