Gregg Popovich ya es el Nº1 de los banquillos


Mejor hoy que mañana. Gregg Popovich, como viene siendo habitual durante toda su trayectoria en los banquillos, no demoró innecesariamente una victoria. Con la conseguida anoche ante Denver Nuggets, son 1.128 triunfos los que amasa en su haber personal. Todos ellos dirigiendo a un único equipo, San Antonio Spurs. Hace dos días miraba a su derecha a Jerry Sloan, compartiendo récord; hoy ya lo tiene en el retrovisor.

“El récord es solo un número”, decía al cierre del partido uno que le conoce bien, Manu Ginóbili. “No necesitaba ese récord para demostrar lo que significa para la franquicia, para la NBA, en los últimos 20 años”, decía el escolta argentino, quien aún así no podía dejar de hacer bagaje y advertir de lo que aún vendrá. “Si sumas cinco anillos y este clase de récord, haciéndolo además con un 70% de victorias, se convierte en totalmente increíble lo que logrado. Además estoy convencido de que va a continuar haciendo esto durante algún tiempo más”.

Mike Malone, homólogo de Pops y cooperador necesario —que no voluntario— de que el récord se firmara anoche, se rendía a los pies del técnico de San Antonio. “Este récord nos viene a decir que él es probablemente el mejor entrenador que la NBA ha visto. Pops es un entrenador tremendo, y esta hazaña no es solo un éxito independiente, sino la demostración de un éxito continuado; de lo que ha logrado una y otra y otra vez”, rendía pleitesía el coach de los Nuggets.

Quiso el viejo ‘Big Two’

El récord lo conseguían los Spurs además de manera holgada, venciendo a los de Colorado por 97-121. En un partido donde pareció que sus dos mitos restantes —pues ya no hay Duncan—, los que llevan tantos años caminando junto a él, supieran que era una noche importante en la que no podían fallar. Tony Parker Y Manudona fueron autores de 18 puntos cada uno —mejor registro de la temporada para Manu—; el francés con un impoluto 8/8 en tiros, mientras que el argentino se marchó con un 4/5 en triples.

Por los más “jóvenes”, Kawhi Leonard añadió 19 tantos, y LaMarcus Aldridge sumó otros 12. Los Spurs terminaron con un 47,6% desde el triple.

Por Denver todo lo contrario, fue el más joven y vivaracho quien dio el cayo. Jamal Murray, que cada vez parece más claro que toma la delantera a la otra promesa del backcourt, Mudiay, encestó 20 tantos en 23 minutos saliendo desde el banquillo.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.