Haslem tiene claro que Harden no hubiese encajado en Miami


James Harden ha acabado en Brooklyn Nets, donde quería, pero en el tiempo pasado entre su petición de traspaso y la llegada a territorio neoyorquino hubo otros equipos interesados por el camino.

Según señalaba el periodista Shams Charania a principios de diciembre, Miami Heat y Milwaukee Bucks eran dos equipos que se sumaban a la terna de aspirantes a hacerse con el MVP de 2018. Lo cierto es que Florida, dada la cultura de los Heat, sonaba con una destino complicado, ya que más allá del encaje del jugador estaba el hecho de que Pat Riley necesitaría desprenderse de jóvenes como Tyler Herro para conseguirlo.

El rumor de Miami tuvo poco recorrido. Poco después de que saltase era Brian Windhorst de ESPN quien lo echaba abajo asegurando que los Heat se habían retirado de la carrera y que las negociaciones nunca habían avanzado. Así debió ser, ya que cuando Houston aceleró para traspasar a Harden, las dos únicas propuestas en firme llegaron desde Brooklyn y Philadelphia.

Conocido el desenlace del culebrón Harden, Udonis Haslem –toda una institución en Miami–, ha sido cuestionado por cómo vivió el traspaso de la estrella y por si lo veía jugando en los Heat. El veterano, quien sigue bajo contrato pese a que su trabajo se ciñe al ámbito de mentor y casi-asistente, tiene claro que la unión entre Harden y Miami no hubiera funcionado.

“Me desperté y vi el traspaso. Me pilló dormido. Me desperté y dejé caer el maldito teléfono. No podía creérmelo. Sabía que no lo íbamos a fichar. No puedes traer a James Harden a Miami. Por mucho que deseara que eso funcionase, en mi mente siempre concluía: ‘No hay manera'”, comenta en el último episodio de Complex Sports Podcast antes de bromear sobre cómo habría sido su trabajo de anfitrión-mentor con Harden.

“Habría envejecido 15 años tratando de ser su mentor aquí. Habría tenido que mudarme a la casa de invitados para vigilarlo de cerca”, comenta a título jocoso.

Más allá de la personalidad de Harden o sus hábitos diarios, la realidad es que desde el primer momento costaba imaginarlo en Miami. Harden es un jugador que absorbe mucho juego, ya no por hacer tiros, sino por el mucho tiempo que tiene el balón en sus manos. ¿Habría encajado eso con el estilo de los Heat? ¿Habría encajado en un equipo que ha alcanzado las últimas Finales jugando a otra cosa? Nunca lo sabremos, pero no parecía que fuese a ser así.

(Fotografía de Michael Reaves/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.