Houston, 59 triunfos, alcanza su récord histórico

Los vencieron a los (114-91), conquistaron su octava victoria seguida, permanecen líderes del Oeste con un 80,8 por ciento de victorias y desde este sábado por la noche han conseguido que la 2017-18 sea la temporada con más victorias de la historia franquicia. El triunfo sobre NOLA le da a Houston un balance de 59-14, por delante ya del 58-24 con el que terminaron los Rockets de la 1993-94, a la postre campeones es curso del anillo, éxito que repetirían al año del siguiente.

Aquellos Rockets de y compañía sellaron en la citada 1993-94 un balance de 58-24, récord sobrepasado por el plantel ahora dirigido por Mike D’Antoni. Una marca que corre el riesgo de ser triturada si los Rockets no bajan el nivel ni se relajan en los siguientes nueve compromisos que les quedan, si bien es cierto que la cercanía de los playoffs y el envite que se aproxima puede hacer pensar en cosas mejores que en dejar el récord lo más alto posible. De momento, hoy domingo ante Altanta presumiblemente ese récord crecerá un poquito más.

Harden era duda pero…

No estaba claro que La Barba fuera a ser de la partida pero vaya si lo fue: bordeó la media hora sobre la pista para ser el máximo anotador del encuentro con 27 puntos, a los que acompañó de 6 rebotes, 8 asistencia, 1 robo y 1 tapón. No estuvo especialmente bien relacionado con el triple (3/11) pero no fue un mayor problema para unos Rockets que acabaron firmando un 18/47 desde la distancia.

Houston cimentó su trabajo en una buena primera mitad y dos parciales de 29-16 y de 35-21 en el primer y segundo cuarto, respectivamente, que le sirvieron para dejar materialmente resuelto el compromiso antes de la disputa de los 24 minutos finales (64-37). Tras el descanso, NOLA, donde volvió a ser el mejor (25 tantos) se adjudicó el tercer parcial y pudo maquillar levemente el resultado.

Fin al maratón de partidos para NOLA

New Orleans cerraba en Texas  un rally de partidos que le ha llevado a disputar seis encuentros en los últimos ocho días, con secuencias de tres duelos seguidos entre el martes y el jueves y un balance final de 4-2. Las dos derrotas de este maratón de partidos han llegado precisamente ante Houston, el pasado sábado 17 de marzo y ahora este sábado 24.

No es mal botín, de definitiva, para NOLA, que sin embargo anoche sucumbió al cansancio, al hecho de jugar fuera de casa, y de hacerlo en Houston, y ante la realidad de medirse a uno de los claros favoritos al anillo. Era demasiado todo para los Pelicans, que jamás lograron ir por delante en el marcador y que llegaron a ir perdiendo por 29 puntos.

Ahora, dos días de descanso, que dado el pasado reciente de los Pelicans, tienen que saberles de maravilla. El martes, vuelta a la acción, en casa y ante Porltand para dar otro paso de gigante de cara a las eliminatorias por el anillo. Actualmente New Orleans es sexto del Oeste con 43-31 y dos victorias y media de margen sobre los Nuggets, novenos.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

10º triple-doble de Simmons, que hace lo que quiere con Minnesota

Los Lakers sudan para poder con los Grizzlies

Siguiente