Houston recalca su único objetivo: ganar un campeonato


Los Rockets siguen en la carrera. El cambio de dirección del equipo, que a partir de esta temporada cuenta con nuevo entrenador, Stephen Silas, así como con un nuevo general manager, Rafael Stone, no ha hecho que el objetivo varíe lo más mínimo. Los de Texas llevan más de un lustro apretando por conseguir un campeonato. La llegada de James Harden en 2012 les situó en el camino y desde entonces cada temporada se presenta como otro oportunidad para lograr el anillo. De cara al curso que se avecina, la situación, tal y como señala el propio Stone a Jonathan Feigen del Houston Chronicle, es exactamente la misma.

“Seguimos en modo all-in (apostándolo todo). Nuestro objetivo es ganar un campeonato. Haremos todo lo posible para acercarnos a ese objetivo. La buena noticia es que tenemos muy buenos jugadores de baloncesto… He heredado una plantilla talentosa que ya ha ganado; no al nivel que queremos, pero que a grandes rasgos ha ganado. Se trata de ser muy inteligentes para conservar las cosas buenas y añadir las que faltan. No quieres precipitarte. Quieres ver si hay cambios que puedan ayudar…”

“Muchos quieren a nuestros jugadores. Ese es un gran situación para estar. Tienes que asegurarte de que si haces algo, te hace mejor. Soy muy optimista con que el equipo va a ser muy competitivo. Ya sea teniendo a los mismos muchachos y con Steve tratando de hacer ajustes aquí y allá y usando la excepción de nivel medio… o tal vez haya un traspaso o dos que puedan ayudarnos. Vamos a ser muy agresivos”, avisa.

Lo que es seguro que no pretenden en Houston es ahorrar dinero. Pese a la crisis que sacude a la NBA, Stone recalca también que sabe que el propietario de la franquicia, Tilman Fertitta, está dispuesto a pagar impuesto de lujo para formar nuevamente un gran equipo. Tal afirmación choca con ciertos rumores que apuntaban a que los Rockets serían menos proclives a gastar esta temporada.

Volviendo a la plantilla, que es el trabajo de Stone, tratar que siga funcionando bajo los actuales parámetros se antoja complicado. Houston tiene un fantástico grupo de jugadores de backcourt y aleros, pero a partir de ahí no hay nada porque así lo construyeron hace meses. Si la idea es calcar al detalle el baloncesto desarrollado bajo el mando de Mike D’Antoni, puede servir. Si quieren variar lo más mínimo el sistema implementado en la campaña 2019-20, necesitan más de un cambio.

(Fotografía de Mike Ehrmann/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.