Isaiah Thomas abre la puerta a seguir en los Lakers

Parecía una parada eventual antes de continuar su camino en otra parte a partir del 1 de julio, pero empieza a ver la opción de echar raíces en Los Angeles como una realidad. En una entrevista concedida a Los Angeles Times, este loco bajito no descarta mantener un rol similar al actual pese a que hace días afirmaba no ser un sexto hombre.

“Me gusta estar aquí, la situación en la que me encuentro, el sistema y el cuerpo técnico. La organización ha sido grandiosa conmigo. Si las cosas funcionan, me encantaría estar aquí. Nunca se sabe. Con la agencia libre debes mantener tus opciones abiertas. No tengo una sola queja desde que me puse el uniforme de los Lakers”.

Lo cierto es que el rendimiento de Thomas como miembro de la segunda unidad está siendo realmente bueno. Saliendo desde el banquillo ha promediado 15,4 puntos, 4,9 asistencias y 2,1 rebotes, superando así sus estadísticas de titular combinando sus etapas en Cleveland y Los Angeles, las cuales se sitúan en 14,9 puntos, 4,8 asistencias y 2,1 rebotes. Claro que en sus primeras apariciones con los Cavaliers aún estaba recomponiéndose tras su lesión de cadera.

Choque de planes

La predisposición de Thomas está sobre la mesa, pero su idea principal, la de firmar un contrato a largo plazo, puede ir en dirección contraría a lo que quieran de él los Lakers. La franquicia californiana mira al verano con el objetivo de firmar hasta dos estrellas con contratos máximos y por ahí empezarán a trabajar. Si no lo consiguiesen el plan sería repetir estrategia en 2019; es decir, ofrecer contratos de un año para volver a tener flexibilidad al concluir la campaña 2018-19. En ese sistema de contrataciones es difícil ver cómo encajaría Thomas.