J.B. Bickerstaff espera sacar al mejor Kevin Love


J.B. Bickerstaff se ha marcado como uno de sus objetivos principales el sacar lo mejor de Kevin Love durante la temporada 2020-21. El actual head coach de los Cavaliers conoce al ala-pívot desde su etapa en Minnesota, donde desempeñó la función de técnico asistente entre 2007 y 2011. Unos años en los que supervisó el desarrollo del, por aquel entonces, incipiente jugador, forjando ambos una buena relación.

Durante el presente training camp, Bickerstaff y Love han hablado sobre el liderazgo del equipo y cómo este se concentra en el juego interior, donde cuentan con veteranos como Larry Nance Jr., Andre Drummond, JaVale McGee o el mismo. Sin embargo, ha quedado un vacío tras la salida de Tristan Thompson rumbo a Boston, por lo que todos ellos han asumido la responsabilidad de erigirse como los mentores del young core. Eso sí, una gran parte de este peso recaerá sobre Love, por experiencia, estatus y galones dentro del equipo.

“Cuando miras a los Cleveland Cavaliers, el nombre de nuestro equipo es K-Love”, afirmó Nance, según recoge The Athletic. “Y no es por sus puntos, rebotes o cualquier otra estadística. Que lo hará pero lo más importante será su cargo dentro de la responsabilidad del equipo. Se le preguntará a K-Love, se le preguntará a Drummond, yo también siento que estaré ahí. Trataremos de hacer avanzar esto. Y todo comienza en K-Love.”

En líneas similares, Bickerstaff declaró que quiere que Love “tenga un gran año”. Además, añadió que, incluso a sus 32 años, el ala-pívot “es mejor que el 75 u 80% de los jugadores de esta liga.” El pasado curso, Love promedió 17,6 puntos y 9,8 rebotes por partido, con un acierto del 37,4% en triples.

“Necesitamos que Kevin sea Kevin porque mejora a todos los que le rodean”, señaló el entrenador. “Facilita el trabajo de todos los demás cuando es él mismo. Por lo tanto, es nuestra responsabilidad como personal técnico situarlo en las condiciones idóneas para tener éxito y hacer mejores a sus compañeros. Queremos que sea un arma. El arma que ya es.”

La pandemia por el coronavirus le dio a Love la oportunidad de descansar y recuperarse por completo antes de afrontar esta nueva campaña. El jugador pasó la temporada baja incidiendo en su acondicionamiento físico, al mismo tiempo que reforzaba su lanzamiento.

Así, Love entró completamente renovado al training camp. Entre la interrupción por el virus, el nuevo impulso al equipo otorgado por Bickerstaff, el no participar en a burbuja y ver el documental ‘The Last Dance’, Love recuperó su amor por el baloncesto y el proceso de preparación necesario para jugar.

“Mi amor general por este juego se ha renovado bastante. El sólo haber jugado 22 partidos (debido a una lesión en el pie durante el curso 2018-19) y después que se acortara la temporada, ha renovado mi amor por este deporte y mi hambre por seguir mejorando. Cuando también te sientes bien en tu cuerpo, sólo quieres salir, jugar y hacer lo que amas.”

(Fotografía de portada de Jason Miller/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.