J.J. Barea regresa a las pistas 10 meses después

El jugador de Puerto Rico sufrió la temporada pasada un desgarro en el tendón de Aquiles

Felicidad plena para Dallas en la pasada noche. El equipo venció a Orlando por 107-106 y además vio como uno de sus jugadores más emblemáticos de la última época, , volvía a las canchas tras superar el desgarro del tendón de Aquiles que sufrió hace 10 meses.

El puertorriqueño saltó a la cancha en el segundo cuarto y dio la sensación de no volver de una larga ausencia por lesión. Tan eléctrico como de costumbre, firmó 11 puntos consecutivos (todos los que tuvo en el partido) para ser clave en la remontada de Dallas, que antes de su participación perdía de nueve y que llegaría al descanso a solo dos puntos.

Pese a que desde el comienzo de la temporada los servicios médicos lo catalogaron como apto para jugar, la franquicia ha preferido que viviese los primeros seis encuentros del curso sin participar. A Barea no es algo que le haya molestado. “En este tiempo he estado jugando con mis hijos y mi perro en casa, haciendo ese tipo de cosas. Pero sí, me he sentido muy bien ahí fuera. Creía que cuanto más larga fuese la espera, mejor sería el retorno, así que no es algo que me enfade”.

Doncic, a lo suyo

afirmó tras el encuentro que había estado mal en ataque, pero aun así se marchó hasta los 27 puntos, 7 rebotes y 7 asistencias. Cierto es que la pérdida que tuvo a falta de 10 segundos con un solo punto de ventaja pudo costar cara a los Mavs, pero por suerte para ellos falló sobre la bocina. El pívot de los Magic, quien acabaría con 19 puntos y 11 rebotes, cree que debieron hacerlo mejor en la recta final del choque. “Me gustó mi nivel de agresividad, pero podría haber tomado una mejor decisión. Tuvimos nuestra oportunidad al final, que es lo que queríamos, pero en el tramo final hubo un par de acciones que definitivamente podríamos haber hecho mejor”.

Isaac, una hoja estadística casi inaudita

Aunque Jonathan Isaac no es por ahora lo que Orlando esperaba cuando lo eligió como número 6 del draft de 2017, anoche realizó uno de esos extraños partidos que por números entran en la historia de la NBA. El alero de 22 años firmó 13 puntos, 10 rebotes, 5 asistencias, 4 robos y 6 tapones, una combinación numérica que desde la temporada 1983-84 solo se ha dado con dos jugadores: Hakeem Olajuwon (8 veces) y Ralph Sampson. Anécdota, sí, pero una que puede hacer pensar que este producto de Florida State aún tiene mucho margen de mejora.

(Fotografía de Tom Pennington/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Utah frena a los Sixers en el regreso de Embiid

Toronto alcanza las cinco victorias tras imponerse a los Kings

Siguiente