J.R. Smith espera que Cleveland lo traspase


¿Y quién no? Cuando apenas llevamos dos semanas de temporada regular la pregunta que muchos se hacen es por qué Cleveland Cavaliers no inició la limpieza en verano. Con cuatro meses entre una campaña y otra, los Cavs esperaron a que estuviese en marcha la temporada para despedir a su entrenador, Tyronn Lue, algo que llegaba acompañado de una nueva orden: dar minutos a los jóvenes mientras los veteranos quedan apartados. Entonces, ¿qué hacen J.R. Smith, Channing Frye o el propio Kevin Love en el equipo? Pues eso intentan resolver.

Centrándonos en el escolta, este ha disputado solo cuatro de los siete partidos de su equipo, y en esos ha promediado únicamente 12 minutos por noche. Está jugando menos de la mitad que el curso pasado y espera que su futuro próximo esté lejos de Cleveland; tanto es así que contesta así a la siguiente pregunta de Jordan Heck of Sporting News: “¿Esperas un traspaso?”.

“Sí. Sentir que vas a jugar un día y luego simplemente no juegas… Ni siquiera me miras a la para y me lo dices. Eso es una falta de respeto”, comenta exteriorizando su enfado con la situación que vive en los Cavs.

Lo peor de todo es que el problema lleva presente desde el 1 de julio. LeBron James, por quien firmaron importantes contratos a Smith o Tristan Thompson, se marchaba a los Lakers; y desde ese momento –no ahora–, se debió hacer borrón y cuenta nueva. Quizás la gerencia de la franquicia la hizo pero no lo supo transmitir. Quizás dudaron y prefirieron esperar acontecimientos. Lo único indudable es que ahora tienen entre manos un jugador de 33 años con un contrato de un año 14,7 millones de dólares; es decir, conseguir un intercambio suena complicado.

Difícil solución. Con las cartas sobre la mesa todo apunta a que ambos permanecerán juntos algunos meses más salvo que Smith opte por perdonar dinero. Cleveland en ningún caso debe adornar un paquete para deshacerse de él, ya que al acabar la campaña podrán liberar su salario. Y con esa perspectiva, el buyout podría ser la única salida aún sin ser perfecta.

¿Multa a la vista?

Aunque no haya sido una petición de traspaso explícita, la NBA va a estudiar si la escueta respuesta de Smith constituye una solicitud de intercambio pública. Si lo determinaran así, y según la actual normativa, el shooting guard se expondría a una multa, informa Adrian Wojnarowski de ESPN. Cabe recordar que Eric Bledsoe fue multado con 10.000 dólares por poner en un tweet “no quiere estar aquí” en referencia a Phoenix Suns.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.