Ja Morant regresa y lidera el triunfo de Memphis


Memphis está de enhorabuena. Ja Morant ha acortado plazos y ha convertido una lesión que podía tenerle apartado de las canchas hasta cinco semanas en una baja de 19 días. El base de los Grizzlies regresó anoche a las canchas tras perderse ocho partidos y demostró por qué es tan importante en el equipo. No realizó un partido estelar, pero fue quien más anotó (17 puntos) y quien más pases de canasta dio (6 asistencias) en la victoria de los suyos por 106-104 ante Philadelphia 76ers.

Se sintió bien estar de nuevo aquí, comenzando por el simple hecho de poder volver a la cancha después de estar casi tres semanas fuera. Realmente estaba ansioso por volver a jugar”, explica el point guard.

Con Morant a los mandos, Memphis fue marcando diferencias en la segunda mitad hasta disfrutar de 14 puntos de renta al comenzar los 12 minutos definitivos. Parecían tenerlo encarrilado, pero los Sixers –sin Joel Embiid– apretaron los dientes hasta colocarse a un solo punto de distancia a falta de 1:25 (105-104) merced a una canasta de Tobias Harris (21 puntos). Ahí quedó la reacción. Desde ese momento el electrónico solo cambió para ver cómo Morant anotaba un tiro libre.

Los de Tennessee cantaron victoria para sumar la cuarta consecutiva y situarse con una balance de 6-6, y es que en ausencia de Morant supieron mantener el tipo para conseguir un más que notable récord de 4 victorias y 4 derrotas. ¿Y cómo lo lograron? Con una palabra: equipo.

Aunque Morant esté de vuelta, anoche los Grizzlies contaron con hasta siete jugadores en dobles dígitos de anotación, siendo los dos que más puntos consiguieron tras el base de segundo año chicos de la segunda unidad. Xavier Tillman aportó 15 puntos, 4 rebotes y 4 robos. Grayson Allen sumó 12 puntos a la cuenta con un 3 de 5 en triples. Así todo es más sencillo.

Rivers, decepcionado

Aunque estaban sin Embiid y Seth Curry, los 76ers encaraban el partido con suficientes efectivos como para pelearlo. Harris anotó 21 puntos, e incluso mejor estuvo un Shake Milton que lograría 13 de sus 28 puntos para ayudar a que los suyos apretasen el marcador. Cuando más cerca lo tenían, fallaron. Y no por errar en los tiros, ya que perdieron hasta dos balones en el último minuto con balón para ponerse por delante en el electrónico. Doc Rivers acabó visiblemente molesto con lo acontecido.

“Fue un partido de baloncesto muy indisciplinado y repleto de descuidos. Perder el balón en la recta final las dos últimas posesiones… Es una derrota decepcionante para mí. Un partido muy ganable, y simplemente no lo conseguí. No hay más”, expresa.

(Fotografía de Brett Carlsen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.