Joel Embiid se siente más cómodo con el nuevo ‘spacing’ del equipo: “Me divierto”


Desde las oficinas de Philadelphia cumplieron con su deber de rodear con piezas más afines al juego de Joel Embiid y Ben Simmons. La tarea era clara y concisa: cerrar la incorporación de un par de tiradores con el objetivo de espaciar la pista y permitir mayor rango de movimientos a la dupla estelar.

Así se cerraron los traspasos de Seth Curry y Danny Green con apenas unas horas de diferencia. Ambos movimientos han aportado un mayor spacing al juego ofensivo, además de facilitar notablemente el trabajo de Joel Embiid cuando opera en el poste bajo.

El center camerunés había sufrido mucho en los últimos años en situaciones de este tipo, especialmente cuando recibía defensas dobles por parte del rival que se traducían en pérdidas de balón o una mala toma de decisiones. Ahora, la presencia de perfiles tiradores y su propia evolución como jugador le han permitido desenvolverse mejor cuando los rivales se cierran sobre él, como quedó comprobado esta pasada madrugada en la victoria contra Toronto.

“Me divierto”, afirmó Embiid en unas declaraciones recogidas por el medio Yahoo Sports. “Tenemos que hacer tiros pero me encanta hacerlo. Me encanta compartir el balón. Me encanta involucrar a mis compañeros de equipo, especialmente si estamos consiguiendo anotar. Hace que mi trabajo sea más fácil ahora.”

A pesar de la insistencia de los rivales en presionarlo en el poste bajo y lo agresivo que fue el equipo de Nick Nurse a lo largo del encuentro, Embiid está consiguiendo reducir sus pérdidas en este inicio de campaña, promediando tres por velada.

“Es mucho más difícil doblar la defensa sobre él”, señaló su compañero Ben Simmons. “Si intentas hacerlo, tenemos a tres tipos en el perímetro. Si no lo leen de la manera correcta, tenemos un sinfín de opciones abiertas. Ha hecho un buen trabajo encontrando al jugador abierto.”

A pesar de esta mejoría, los rivales seguirán enviando ayudas sobre Embiid, conocedores de lo dominante que es en el poste bajo. Ya no sólo hablamos de que esté hallando a compañeros en el perímetro, sino que la ausencia de ayudas lo convierte en prácticamente imparable en el uno contra uno.

“Joel Embiid es un jugador dominante y los otros equipos seguirán enviándole jugadores”, añadió el entrenador Doc Rivers. “Trabajamos en ello todos los días para que todos se encuentren en los lugares correctos. Para que Joel no tenga que pensar. Que simplemente pase la pelota.”

Por supuesto, la presencia de Curry y Green ayuda en la descongestión del ataque aunque, de momento, el ex de los Lakers no esté especialmente acertado. Además, ha quedado patente la necesidad de otra vía de creación a media cancha cuando se juega en estático.

“Ahora tienen que pensárselo antes de doblarme en noches como esta. Si lo hacen y empezamos anotando cuatro de cinco en triples, tendrán que adaptarse y hacer una cobertura individual. Y en el uno contra uno es difícil detenerme”, continuó Embiid. “Todos trabajamos juntos y tengo que darle mucho crédito a mis compañeros y entrenadores.”

El próximo compromiso de los 76ers tendrá lugar este jueves, cuando cierren el año enfrentándose a los Magic, quien se mantiene en lo más alto del Este con un balance de cuatro victorias y ninguna derrota.

(Fotografía de portada de Tim Nwachukwu/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.