John Wall se lleva el triunfo en su primer duelo con Bradley Beal


Durante ocho largos años decir backcourt en Washington era sinónimo de John Wall y Bradley Beal, dos All-Star que formaban una de las parejas más dinámicas de la NBA y que entre 2013 y 2018 (grave lesión de Wall) vivieron hasta cuatro carreras de playoffs. Pero todo tiene una final, hasta uno de los dúos clásicos de la competición.

En un ambiente enrarecido por diversos comentarios, y con Wall volviendo tras estar dos años alejado de las canchas, Wizards y Rockets cerraban un traspaso que llevaba al base hasta Texas a cambio de otro jugador que se desempeña en su misma posición: Russell Westbrook. El acuerdo fue visto como un simple intercambio sin ganadores aparentes. El rendimiento de la otrora estrella de la Universidad de Kentucky era un misterio. El encaje de Westbrook con Beal despertaba no pocas dudas. A ninguno le va del todo bien. Peor pintan las cosas por la capital.

Con ese contexto anoche llegó el momento del reencuentro. Con el Toyota Center como escenario, Wall y Beal se veían las caras por primera vez con camisetas diferentes. Ambos se saludaron, sonrieron y mostraron complicidad –son muchos años juntos–. Luego, en la pista, fue Wall quien terminó por cantar victoria.

En un partido que no pasará a la historia por su brillantez, y aunque tenía los minutos reducidos por dolores en la rodilla, podemos decir que Wall fue decisivo en el último cuarto. Con los Wizards cerca, exactamente a seis puntos de distancia, el point guard volvió a la pista a siete minutos del final. Entró enchufado. A base de canastas y asistencias puso el 93-79 en dos minutos para abrir una brecha que los capitalino serían incapaces de cerrar hasta el 107-88 final.

Wall, quien acabó con 24 puntos y 5 asistencias, cree que no tiene nada que demostrar a su ex equipo. Vive centrado en el presente. “No he jugado durante dos años, así que esto simplemente es divertido. Estar en un lugar donde te quieren, eso es lo más importante. No quiero estar en ningún sitio donde no me quieran. Siento que esta organización me quería aquí y no han mostrado nada más que amor y confianza en mí desde entonces”, comenta centrándose en Houston antes de recalcar que entiende que será más emotivo jugar en Washington.

Volviendo al partido, en Houston también destacaron las actuaciones de DeMarcus Cousins, 19 puntos, 11 rebotes y 5 robos, así como las de Victor Oladipo y Eric Gordon, ambos con 20 puntos (el segundo de ellos desde el banquillo).

33 puntos de Beal

Bradley Beal se está convirtiendo en uno de eses jugadores cuyas actuaciones (siempre buenas) no se traducen casi nunca en una victoria. En la presente campaña ha anotado al menos 25 puntos en los 12 partidos que ha jugado (contra Rockets fueron 33) pero solo en tres de ellos ha terminado su equipo por delante en el marcador. No es una situación nueva para él. Desde que Wall cayese lesionado (hace más de dos años) se ha rumoreado con su traspaso justo para intentar ganar, algo que se vislumbra realmente lejos como miembro de los Wizards. Anoche Westbook se quedó en 19 puntos, 11 rebotes y 7 asistencias, insuficiente para hincar el diente a Houston.

(Fotografía de Carmen Mandato/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.