Jugadores, árbitros y el fin de las faltas técnicas

No se trata de una cuestión nueva. Desde hace un par de temporadas, la relación entre árbitros y jugadores se había tensionado hasta alcanzar niveles que tenían preocupados a los altos estamentos de la liga. Especialmente desde el lado de los jugadores, se lanzaban puyas verbales hacia los árbitros, señalando la falta de tolerancia que tenían hacia ellos en determinadas situaciones del juego, como expresar cualquier tipo de reacción ante una falta pitada.

Este hecho, el cual se había constatado durante toda la actual campaña, había generado una enorme cantidad de técnicas y un récord de jugadores expulsados durante la primera ronda de los playoffs. Tras saltar las alarmas hace apenas unas semanas, ahora, de repente, todo parece haber vuelto a un estado mucho más lógico y racional.

Y es que, desde entonces, los ánimos se han enfriado desde ambos lados de la contienda; y se ha podido disfrutar de hasta once partidos consecutivos sin ver ni una sola técnica pitada. Algo inaudito teniendo en cuenta el ritmo de faltas que se llevaba hasta ese momento.

Exactamente, no se producen (pitan) técnicas desde el pasado 10 de mayo, por lo que todos los encuentros disputados entre las Finales de Conferencia han quedado limpios de este tipo de faltas. Sin embargo, en la primera ronda se pudieron presenciar hasta 12 expulsiones y docenas de faltas técnicas, de las cuales muchas se produjeron ante quejas o aspavientos de los jugadores ante decisiones arbitrales.

Un punto clave

Tal y como cuenta ESPN, el veterano árbitro Scott Foster fue asignado para dirigir el segundo encuentro de la serie entre los y los . Previamente, James Harden había calificado a Foster como “grosero y arrogante”, recalcando que el árbitro tenía algo personal contra él.

Cuando se disputó dicho encuentro, tanto Foster como Harden (y los Rockets) mantuvieron una actitud totalmente profesional, y evitaron lanzar ese tipo de críticas de un lado hacia el otro. El resto de partidos de la serie tampoco generaron grandes incidentes, lo que parece haber generado una cierta tendencia hacia congelar las diferencias entre jugadores y árbitros. O, al menos, para enterrar el hacha de guerra unas cuantas jornadas.

“Creo que ambos equipos [Rockets y Warriors] se dieron cuenta de que lo que llevaba pasando los últimos días. Creo que ambos hemos hecho un gran trabajo [a la hora de respetar al árbitro]. Ninguno nos hemos quejado demasiado de faltas no pitadas. La verdad es que estarte quejando siempre sobre las faltas que te pitan y las que no, así como de los árbitros, es algo que empaña este deporte”, esgrimió Draymond Green al término de la serie entre Houston y Golden State.

(Fotografía de portada de Steve Dykes/Getty Images).


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Durant discute la idea de que los Warriors sean mejores sin él

Vogel se deshace en halagos a sus jugadores

Siguiente