Justise Winslow: “Me encanta jugar de base”

La lesión de fue un golpe duro para Miami . Los de Florida, que tenían en el base esloveno a uno de sus pilares, veían como de pronto les tocaba pelear por el objetivo (playoffs) perdiendo durante dos meses a su director de juego.

Ante ese contratiempo tocaba encontrar un nuevo point guard, un jugador que pudiese dirigir al equipo en su ausencia. Y lo hallaron. Lo que pocos esperaban es que ese nuevo guía estuviese ya en casa y se llamase .

Formado en la Universidad de Duke, este alero de 22 años ha cubierto la baja de Dragic con aplomo pese a no haber desempeñado antes ese papel. Hasta ahora –y a la espera del ya pronto retorno de su compañero–, Wislow ha jugado 24 partidos como base para firmar 14,3 puntos, 5,7 rebotes y 5 asistencias por noche. Los resultados del equipo han sido irregulares, pero Wislow no puede sino mostrar su satisfacción por el rol que le ha encomendado Erik Spoelstra.

“No tengo duda sobre si es una posición óptima para mí. Pero en este momento solo estoy intentando aprovechar esta oportunidad al máximo. Me encanta jugar de base. Es lo que este equipo necesita, pero al mismo tiempo tienes que cuidar de ti en la liga y poner a prueba tus fortalezas”, señala a los medios.

Está por ver qué ocurrirá cuando regrese Dragic. Puede ser que el esloveno tenga casi todo el tiempo el balón en sus manos o que lo comparta más que antes con Winslow. En cualquier caso, este último deja claro que está encantado con el hecho de tener más peso en el juego del equipo.

“Me encanta pasar. Me encanta hacer jugadas. Me encanta el juego sencillo y leer lo que ocurre en pista. Me encantas los retos y la responsabilidad. Se puede decir que me gusta la culpa si no ganamos. Me gusta la mentalidad de ser mariscal de campo. Me gusta mover a mis compañeros y llevar el control”, sentencia.

(Fotografía de Sarah Stier/Getty Images)