KD: “Ver ganar a mis hermanos fue como un chupitazo de tequila”

Es todo lo que tenemos de él. Sus únicas declaraciones post-f***f*** momento. Una story en su Instagram en donde seis líneas bastan para distinguir ambos reversos emocionales de . El súper fastidiado en lo personal y el feliz y esperanzado en lo colectivo.

Los Warriors se sobrepusieron en la segunda mitad a unos Raptors que siempre fueron seis (afición incansable) mientras ellos fueron 4 y medio… el balazo de ver a Durant roto, en muchos de los sentidos en que puede romperse una persona, desapareciendo por el túnel para no volver, les revolvió las entrañas y consiguieron dedicarle un triunfo over de edge que asegura, mínimo, una sexta noche de puro espectáculo.

“La afición de los Warriors será un auténtico rugido en el Game 6. En estos momentos me siento destrozado en lo más profundo del alma, no puedo mentir, pero ver a mis hermanos ganar [el Game 5] ha sido como tomarme un chupitazo de tequila. Me dieron la vida. LoL”.

No habrá más Durant en estas las Finales. No lo habrá, seguramente, en todo o gran parte del curso baloncestístico 2019/20. Puede que más. En un instante, tras 11 puntos en 12 minutos, un gesto rutinario, pinchazo y derrumbarse en el suelo para no saber cuándo y en qué condiciones volverá a estar en pie.

Más que una death lineup

Sin duda la NBA va a perder un año irrecuperable de Durant, que cae hundido en su absoluto prime físico y técnico. La NBA pierde también la opción de ver redirigido su talento a, quien sabe, otro equipo que trajese de vuelta cierto equilibro y emoción dispar a una Liga dominada, post The Decision 2016, por ellos solos.

Pero KD continúa siendo un Warrrior por ahora. Tras lo de anoche, lo más probable es que siga siéndolo, al menos sobre el papel, otra temporada más. Y si no, poco importaría para lo que aquí nos concierne: el sentir de familia que tiene Durant con sus compañeros y la DubNation. Unos lazos que comenzaron a anudarse y estrecharse desde que la plana mayor al completo visitara a Durantula aquel verano en que LeBron los hizo mortales, con el objetivo de reunir al mejor quinteto jamás visto. Y lo consiguieron.

Ahora sin él, con los Vengadores originales y la Capitana Marvel lejos de la pista y el banquillo, se entregan a la remontada imposible y al sueño, aún por quebrar, del three-peat.

(Fotografía de portada de Gregory Shamus/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

En shock

Taylor Jenkins, nuevo entrenador de Memphis Grizzlies

Siguiente