Kevin Love alerta sobre el impacto del Covid-19 en la salud mental

Que ningún familiar se contagie de es la mayor preocupación que tiene cualquier ser humano durante el desarrollo de la pandemia mundial, pero tampoco se puede perder de perspectiva otro daño sibilino que siempre se cuela para empeorar las cosas cuando uno ya no cree que puedan ir más a remolque: la salud mental.

, quien hace un par de años fue valiente al reconocer que la ansiedad y la depresión llevaban tiempo acompañándole en su vida diaria y en las canchas, ha querido poner el foco sobre este punto ya que considera que la pérdida de un ser querido en estos días, la soledad generada al confinamiento o la inseguridad laboral y financiera de muchas personas generan situaciones prolíficas para la aparición de graves problemas como son el estrés y las ya señaladas ansiedad y depresión.

“No tengo todas las respuestas y quizás nunca las tenga. Pero hablando por mi experiencia propia, sí que puedo decir que existen personas y recursos para ayudar en una situación así. Es realmente aterrador lo que está sucediendo en el mundo en estos momentos. Pero no hay que sufrirlo solo. Lo dice alguien que ha gestionado las cosas por su cuenta durante demasiado tiempo”, expresó un sincero Love, en declaraciones vertidas para ESPN.

Un nuevo Love

Desde que el ala-pívot dio el paso de decirle a todos que padecía dificultades para gestionar ciertos aspectos de su vida personal y profesional, su vida ha cambiado como si pasáramos de la noche al día. No solo se ha convertido en el rostro de diferentes asociaciones y plataformas de ayuda a personas con este tipo de problemas, sino que creo su propia organización (la Kevin Love Fund) cuyo máximo objetivo es normalizar las conversaciones sobre la salud mental y ayudar a que la gente pueda expresarse sin miedo sobre ello.

“Mi vida ha cambiado por completo. Ahora sé hacia dónde me dirijo. Y también hacia dónde se dirige esta sociedad en cuanto a eliminar el estigma que existe sobre hablar de problemas de salud mental. Aún no se trata de la misma manera lo que sucede en nuestra mente que en nuestro cuerpo. Si tienes un problema cardíaco, vas al especialista y se tomarían una serie de medidas para que se te pueda ayudar. ¿Por qué debería ser diferente con la salud mental?”, agregó el jugador.

“Sé que a mucha gente le cuesta reconocer lo que le pasa, pero, en mi caso, la medicación me ha ayudado muchísimo”, continuó. “Me ha ayudado a controlar esta sensación constante de irritabilidad. Esa sensación en la boca del estómago que no era capaz de quitarme antes por mí mismo. Estos medicamentos me ayudan a relajarme sin necesidad de que baje mis niveles de energía”.

Y terminó con otro mensaje potente: “Llevo luchando contra la depresión toda mi vida, eso es así. Y cuando mi mente entra en bucle, los medicamentos me ayudan a salir de él. Me posibilitan que no caiga en ese lado oscuro en el que siempre caía. Si algo he aprendido es que mi lucha contra la mente nunca cesará. Y los desequilibrios que yo tengo en mi interior se han regulado gracias a la ayuda de los medicamentos”.

(Fotografía de portada de Hannah Foslien/Getty Images).


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Patrick Ewing, hospitalizado con coronavirus

El partido que Barkley jugó ebrio creyendo que se iba a los Lakers

Siguiente