Kidd justifica tirar el refresco a la pista: “sólo trataba de ganar”


Jason Kidd no ha podido escapar a la tremenda polémica suscitada por su acción del pasado miércoles cuando derramó adrede un refresco en la pista del Barclays Center.

El entrenador de los Nets declaró ayer que “sólo estaba tratando de ganar” cuando pidió a Tyshawn Taylor que le golpeara para así verter el contenido a la pista y conseguir un tiempo muerto extra con sus jugadores.

La acción de Kidd fue sancionada el jueves con una multa de 50.000 dólares por parte de la NBA.

“Paul (Pierce) consiguió un buen tiro, pero la liga me ha sancionado por algo que probablemente no debería haber hecho”, declaró Kidd a ESPN. “Dejémoslo atrás”.

“Se trata de ganar y traté de poner a mis jugadores en una buena posición para lograr una canasta, un buen tiro, y lo tuvimos”, añadió Kidd.


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.