Klay Thompson insiste: su objetivo es seguir en Warriors


Klay Thompson será agente libre sin restricciones en 2019 y, con ello, uno de los grandes dulces que media NBA coge carrerilla para intentar meter en la bolsa. Sus deseos sin embargo, y como ha reiterado siempre que ha tenido ocasión, pasan por permanecer en la constelación de Golden State.

El periodista Shams Charania (The Athletic) preguntó recientemente a Klay por sus intenciones en el mercado de la edición que viene. No una pregunta diáfana, sino directo al grano: “¿Nunca has pensado en tener tu propio equipo?”; vaya, lo que media comunidad NBA piensa. Y la contestación de Thompson siguió los raíles marcados por su siempre despierta prudencia en estos temas.

“No sé lo que significa tener tu propio equipo. Sé lo que es ser capitán, líder… No creo que éste (Warriors) sea el equipo de Steph (Curry), de KD (Durant), de Draymond (Green), mío, de Andre (Iguodala) o de Steve (Kerr). Es el equipo de todos. Cada uno de nosotros es una parte enorme de este equipo, todos entendemos eso. Yo lo que quiero es estar en un gran equipo, no ser el foco de atención todo el tiempo. Sería muy difícil salir para mí. He puesto mucha sangre, sudor y lágrimas aquí con esta franquicia; he tenido mis altibajos pero no me imagino en otro sitio”, reiteraba el nunca altisonante Klay Thompson.

Cómo hacerle hueco

El escolta de los Warriors, eso sí, añadía casi en tono de risa al final de la pregunta que “eso digo ahora y el tiempo puede cambiar las cosas, así que estoy centrado en el presente”. Prudente hasta la desinformación Klay, quien para quedarse en los Warriors tendría que ser mediante cábala salarial de sus jefes.

Por un lado, Thompson cuenta con derechos Bird (Bird Rights), excepción a través de la cual puede resultar más sencillo extender números más altos en su contrato aunque ello supusiese rebasar el margen salarial, que en el caso de Golden State se ha convertido en dulce rutina.

Los Warriors poseen ya un contrato máximo en nómina, el de Stephen Curry, y el verano que viene tendrán que acometer la renovación de Durant y Thompson, pues ambos serán agentes libres. A través de diversas excepciones e ingeniería salarial varia (como hasta ahora) podrían seguir congregando a todas sus estrellas en la misma plantilla un curso más, eso sí, rebasando el impuesto de lijo por cantidades industriales. Para el presente curso Golden State ya tiene comprometidos 148 millones, un dispendio importante si se tiene en consideración que la frontera para el impuesto de lujo está en algo más de 123.

Una entidad que podría ir a degüello a por el bueno de Klay el verano que viene son los Lakers, como locos por reclutar el talento definitivo que, junto a LeBron James, les devuelva a la cima de la competición.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.