Klay Thompson pide mayor empuje de sus aficionados


Llegaba al Oracle Arena el segundo peor equipo de la actual temporada, uno que acumulaba hasta 18 derrotas consecutivas ante Golden State Warriors. Pues vencieron. Liderados por un genial Devin Booker y contando una mala noche de su rival, Phoenix Suns dio una sorpresa que no ha sentado nada bien en Oakland y que incluso ha hecho que Klay Thompson destape cierto reproche hacia sus aficionados.

“Es una temporada larga. Hemos jugado mucho baloncesto durante cinco años y está claro que no puedes estar perfecto en 82 partidos. Hemos tenido muchos errores y es la primera derrota en 19 partidos ante este equipo. Es algo feo, pero espero que los aficionados también pueden darnos algo más. Sé que no son los playoffs, pero al menos podrían levantarse cuando hacemos una buena jugada, sobre todo al principio. Necesitamos esa energía, sobre todo en esta época del año. Es complicado estar bien todas las noches cuando estás deseando que lleguen los playoffs“, comenta en declaraciones recogidas por ESPN.

¿Otra consecuencia de llevar casi un lustro siendo favorito? En 2015, cuando los Warriors lograron su primer anillo, la pasión con el equipo estaba desbordada. Unos meses después, en plena carrera por superar las 72 victorias de los Bulls de Jordan, ídem. Ahora, tras la adquisición de Kevin Durant en 2016 y la última de DeMarcus Cousins en 2018, parece que se da por hecho que van (deben) ganar. Thompson no lo ve tan claro.

“Esperamos que nuestros aficionados nos den su apoyo desde el salto inicial. Sabemos que no es fácil que lo hagan cada noche, pero aun así es algo que nos ayuda. No importa si estamos jugando contra los Suns o contra los Bucks. Sea quién sea el rival necesitamos esa energía de su parte”, sentencia”.

(Fotografía de Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.