Kobe Bryant: no hubo fallo en el motor del helicóptero accidentado


Los restos del helicóptero en el que viajaban Kobe Bryant, su hija Gianna, de 13 años, y las otras siete personas fallecidas en el accidente, no han dejado evidencias de que la aeronave sufriera una fallo en el motor momentos antes del accidente, según pudo comunicar la National Transportation Safety Board (Junta de Seguridad Nacional de Transporte).

El helicóptero se encontraba viajando a un partido que la hija de Kobe Bryant tenía en las instalaciones deportivas propiedad de la leyenda de los Lakers, el Mamba Sports Academy.

La Junta de Seguridad Nacional de Transporte sigue elaborando un informe detallado sobre las causas del accidente. Se descarta que el fallo llegase por medio del motor. Además, el informe completo no se espera hasta antes de finales de año.

Este primer avance es muy preliminar y todavía no ha podido esclarecer qué pudo causar el accidente. Se maneja la hipótesis de que la niebla pudo influir en la desorientación del piloto y se sabe que el motor no fue el origen del fatal desenlace.

Un testigo de los hechos pudo contar a la NTSB que la colina de Calabasas (California) donde se estrelló el helicóptero estaba cubierta por una espesa niebla momentos antes del siniestro. Todo parecía ir normal cuando se apreció acercarse el helicóptero. Instantes después se pudo ver, desde tierra, cómo el aparato se desplazaba rápidamente hacia delante y hacia abajo, precipitándose finalmente contra una colina.

Kobe Bryant frecuentaba el uso de helicóptero para sus transportes personales para evitar la congestión y tráfico de la ciudad de Los Angeles.

El piloto que dirigía la nave, Ara Zobayan, poseía una experiencia de más de 8.200 horas de vuelo y era también comandante en viajes de otras personalidades NBA como Kawhi Leonard.

El helicóptero de Kobe Bryant no estaba equipado con sistema de prevención de impactos, algo que sí recomienda la propia NTSB, pero no es obligatoria según la FAA (Federal Aviation Administration). Este sistema facilitaría el pilotaje en condiciones externas difíciles, como la niebla de aquel domingo, y permitiría localizar de manera electrónica los obstáculos durante el vuelo.

El próximo 24 de febrero está previsto que el Staples Center acoja un gran homenaje a la figura de Kobe Bryant y de su hija Gianna.

(Fotografía de portada: Kevork Djansezian/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.