Kyrie Irving esquiva, por ahora, la cirugía en el hombro

El base de Brooklyn acumula ya casi dos meses de baja por los dolores en su hombro derecho

¿Cuándo volverá a las pistas ? Por ahora es una incógnita sin resolver. Primero era cuestión de días, después pasó a semanas al comprobarse que la dolencia era más grave de lo que se pensaba, y ahora, ya en 2020, incluso se especula con que no vuelva a jugar en lo que queda de temporada…

Ha sido el propio Irving quien ha dado una actualización de su estado a los medios. En silencio desde que dejase de jugar por una lesión en el hombro derecho a mediados de noviembre, el base All-Star ha explicado que recibió una inyección de cortisona el 24 de diciembre y cuáles son las alternativas a partir de este momento.

“Estoy mucho mejor ahora. El siguiente paso en mi recuperación era recibir una inyección de cortisona o someterme a una cirugía. Ese es el ultimátum que me dieron. Ahora estoy trabajando lo mejor que puedo a través de este tratamiento para recuperar y aplazar, si llegase a ser necesario, la cirugía para el futuro”, señaló antes de aclarar que volverá a ser evaluado por el servicio médico de los Ners en uno o dos meses, momento en el que se decidirá si es necesaria una cirugía artroscópica.

Irving sabe que si quiere volver esta temporada éste es el único camino. “Recibir inyecciones de cortisona no es bueno para la salud o los músculos. En mi caso se trata de hacer lo posible por regresar tras el tiempo de rehabilitación correcto y con el descanso y recuperación adecuados para, a partir de ahí, ver qué podemos hacer durante el resto de la campaña. Ya se volvería a evaluar la situación en unos meses”. Igualmente admite que operarse viendo que Kevin Durant está de baja también era una opción. “Se me pasó por la cabeza”.

Un dolor continuo

Más allá de las novedades sobre su estado, Irving quiso explicar cómo se sintió en el momento de la lesión y cómo creía que podría lidiar con el dolor y seguir jugando; es más, los problemas en la articulación aparecieron el 4 de noviembre y no paró hasta el 14 del mismo mes al ver como el hielo y la fisioterapia no le calmaban. “Simplemente apesta. Realmente es desalentador cuando trabajas duro para estar a cierto nivel y el hombre de tu mano de tiro empieza a fallar. Piensas: ‘oye, es sólo un hombro, dame hielo y vuelvo a salir’. Pero sigues sintiendo algo en tu hombro y no haces más que intentar explicárselo a los médicos. Estás haciendo todo lo necesario y no mejora…”.

¿Debe forzar Irving para volver? En ningún caso. Brooklyn está en puestos de playoffs sin él y lo cierto es que su presencia tampoco les convertiría en aspirantes al anillo. Visto ese panorama, estar al cien por cien la próxima temporada, cuando coincidirá con Durant, debería ser la única meta.

(Fotografía de Emilee Chinn/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Un fulgurante 3Q de Giannis Antetokounmpo tumba a San Antonio

Jayson Tatum anota 28 puntos y los Celtics se imponen en Chicago

Siguiente